El primogénito de la hermana de Kate Middleton y James Matthews llegó al mundo el pasado 15 de octubre. No es un royal baby pero al igual que sus primos, los príncipes George, Charlotte y Louis de Cambridge, ha recibido un nombre muy especial.

El primer hijo de Pippa Middleton nació en en el hospital St. Mary’s de Paddington, en el Ala Lindo, donde su hermana Kate alumbró a sus tres pequeños. Al día siguiente, la recién estrenada madre recibió el alta y se dirigió a su hogar junto a su marido y el recién nacido.

Desde entonces, poco supimos de él. Su última aparición fugaz aconteció cuando su madre lo llevó a dar una vuelta en coche. Los paparazzi aprovecharon la oportunidad para registrar el momento familiar.

Foto: @kate.middleton

Pues, aunque no ostenta ningún título nobiliario por ahora, el pequeño es primo de príncipes y en algunos años, cuando George ocupe el trono, lo será del rey de Inglaterra. Motivos más que suficientes para considerarlo uno de los bebé más populares del momento en el Reino Unido. 

Pero, además de sus vínculos sanguíneos, el bebé acaba de estrechar lazos con los Windsor de una forma muy original. El diario británico Daily Mail ha publicado el nombre del nuevo miembro de la familia: Arthur Michael William.

Pippa Middleton y su esposo, James Matthews, en la boda de Eugenie de York.

Los duques de Cambridge, ¿futuros padrinos?

Tres nombres con profundo valor sentimental para el joven matrimonio y la realeza. Y es que Arthur es el segundo nombre del príncipe Carlos, del príncipe William y del príncipe Louis de Cambridge.

Lea también:  Esta es la razón por la que la familia real no puede firmar autógrafos

Por otro lado, se presume que podrían haberle puesto Michael para honrar al hermano de James, Michael Matthews, quien falleció a los 22 años mientras escalaba el Everest en 1999. Quería convertirse en el británico más joven en escalar el pico más alto del mundo. Asimismo, Michael también es el nombre del padre de Pippa. 

Pippa junto a su padre, Michael Middleton, en el día de su boda.

El tercer nombre es sin duda un guiño al duque de Cambridge, tío del bebé. Esto quizás se deba a que los papás de Arthur ya lo consideraron como uno de los posibles padrinos de bautizo de su hijo. Tampoco se descarta que Kate sea madrina de su primer sobrino.

Esta será una cita obligada para los duques de Cambridge por su cercanía y buena relación con Pippa y James, así como con el resto de la familia Middleton. Por lo pronto no se ha hecho pública la fecha el bautizo. No obstante, podría realizarse a principios de 2019, en la casa familiar de los Middleton, en Berkshire, donde precisamente los flamantes padres contrajeron matrimonio, el 20 mayo de 2017. 

Imagen oficial del bautizo de la princesa Charlotte en la que coinciden los Middleton con la familia real británica.