Ante la pregunta, el heredero del trono británico no tuvo problemas en responder sobre un tema que otras celebridades han evadido con incomodidad.

Un príncipe de los nuevos tiempos

Los tiempos están cambiando y a la monarquía británica no le ha quedado otra que modernizarse. Es el caso de los hijos de la princesa Diana, William y Harry, quienes desde muy temprana edad  han mostrado una especial sensibilidad con la realidad política y social tanto en el Reino Unido como en el mundo.

Si hace poco menos de un mes la cuenta oficial de Instagram de los duques de Sussex mostraba una imagen de apoyo a la comunidad LGTBQ+ acompañado con un mensaje de respaldo a “aquellos jóvenes y viejos, sus familiares y amigos, que tienen la esperanza de un futuro merecidamente más inclusivo. Estamos con ustedes y los apoyamos”, hoy ha sido el turno del príncipe William. El hermano mayor de Harry no tuvo problema en responder cómo él y su esposa reaccionarían ante la posibilidad de que alguno de sus hijos fuese gay.

La pareja ha tenido varias apariciones públicas en la que brindan respaldo y soporte a la comunidad LGTB+.

Apoyo y “orgullo”

“Creo que no piensas en eso hasta que eres padre y, obviamente, me parece perfecto”, explicó. “Lo único que me preocuparía -teniendo en cuenta el papel que tendrán mis hijos- es cómo se interpretaría y sería visto”, reconoció el príncipe, quien tiene tres hijos –George, Charlotte y Louis– con su esposa, Kate Middleton. Lejos de quedarse ahí, William explicó que es un tema que ha conversado con su esposa.

Lea también:  El exilio familiar de la reina Sofía: Felipe VI se aleja de su madre

“Kate y yo hemos hablado mucho sobre ello para asegurarnos de que están preparados. Creo que la comunicación es muy importante en cualquier ámbito y para hacerse entender es importante hablar sobre todo y apoyarse los unos a los otros a través de todo el proceso”, comentó. En aquella oportunidad, William volvió a referirse a la preocupación por la discriminación que los gays y lesbianas en sociedades conservadoras, como la británica, más aún en el caso de un Royal. “Me preocupa, pero no porque sean gays, me preocupa cómo reaccionaría la gente, cómo lo percibiría y la presión que sentirían”, comentó.

William y Harry siempr ehan estado dispuestos a seguir las ideas de su madre, la princesa Diana, quien siempre luchó por la no discriminación.

Príncipe gayfriendly

Pero esta no es la primera vez que William se muestra a favor de los derechos de la comunidad LGTBQ+. En 2016 apareció en la portada de la revista gay Attitude, y a la que brindó declaraciones de apoyo a la no discriminación. “Nadie debería ser molestado por su sexualidad ni por ninguna otra razón. Nadie debería tener que sufrir el odio que estos jóvenes de la comunidad LGBT han tenido que soportar durante sus vidas”, comentó aquella vez.

Además, dejó un consejo para aquellos jóvenes que se sienten incómodos o confundidos con su sexualidad. “Quiero decirle a cada persona que esté leyendo esto y que sea o haya sido molestado por su sexualidad. No lidien con eso solos, hablen con un adulto en el que confíen, un amigo, un profesor, un consejero. Deberían estar orgullosos de las personas que son porque no tienen nada de qué sentirse avergonzados”, subrayó aquella vez el heredero a la corona británica.