Del príncipe austriaco amante de las carreras de Fórmula 1 al heredero al trono de una monarquía depuesta, estos algunos de los príncipes más discretos del Viejo Continente y más allá que debes conocer.

Por Redacción COSAS

1. Príncipe Heinrich Donatus (26)

El príncipe de Schaumburg-Lippe es hijo de la glamorosa princesa Marie-Louise de Sayn-Wittgenstein-Berleburg (conocida como Lilly Wittegenstein). De ella ha heredado su impactante mirada y su pasión por los deportes. La dupla madre e hijo recientemente emprendió una ultramaratón en conjunto (160 km a través de terreno montañoso). ¿El objetivo? Recaudar fondos para un proyecto de ayuda en Filipinas. A este apuesto royal también lo puedes ver regularmente en Instagram.

Príncipes

2. Príncipe Josef-Emanuel de Liechtenstein (24)

Se trata del hijo menor de la princesa Margaretha de Luxemburgo y el príncipe Nikolau de Liechtenstein. Creció en Bélgica, donde su padre era embajador, y en la actualidad guarda una estrecha relación con su noble familia, en particular con sus primos, el archiduque Alejandro de Austria y el príncipe Sébastien de Luxemburgo. Se formó en Sandhurst (como la mayoría de príncipes), graduándose en la Guardia Irlandesa. Allí tuvo la oportunidad de presentar ante la reina Elizabeth II la bandera de su regimiento en el Trooping the Color 2010. Tras esta experiencia, dejó el ejército. No obstante, es tan discreto que no sabemos con certeza qué es lo que está haciendo ahora.Josef-Emanuel de Liechtenstein

3. Archiduque Ferdinand von Habsburg (23)

Descendiente de una de las dinastías más influyentes de Europa, Ferdinand Habsburg genera grandes expectativas. Sin embargo, a sus 23 años, ya ha logrado mucho, sobre todo como piloto de carreras, lo que lo ha llevado a ocupar el cuarto lugar en el Gran Premio de Macao 2017. Es una afición que, sin duda, comparte con su nuevo cuñado, Jerome d’Ambrosio, quien recientemente se casó con su hermana Eleonore. Un usuario activo de Instagram publica regularmente fotos de su estilo de vida, siempre a toda velocidad, que lo ha llevado a recorrer todo el mundo.

Lea también:  Meghan Markle y la millonaria celebración de su cumpleaños en Ibiza

Ferdinand von Habsburg

4. Afonso, príncipe de Beira (24)

Crecer como un príncipe sin un trono al que ascender parece inaudito. Pero ese fue el caso de Afonso, el hijo mayor del duque de Braganza, la única familia de sangre portuguesa vinculada con la extinta monarquía. A pesar de este pequeño revés, todavía asume un rol importante en su país natal, donde es reconocido como comandante honorario en la Brigada de Bomberos Voluntarios de Lisboa. Además de eso, a menudo acompaña a su elegante madre, Isabel, duquesa de Braganza, o a su hermana menor, la duquesa de Coimbra. Uno de los últimos eventos reales en el que acaparó todas las miradas fue la boda de la princesa Alix de Ligne y Guillaume de Dampierre en 2016.

príncipe Afonso

5. Príncipe Rafael de Orleans-Braganza (34)

No es estrictamente un príncipe europeo, ya que es ciudadano brasileño, pero la madre de Rafael de Orleans-Braganza es una princesa belga, por lo que está emparentado con la nobleza del Viejo Mundo. Rafael habla cinco idiomas y tiene un título en Ingeniería de la Producción por la Pontificia Universidad Católica de Río de Janeiro. En la actualidad trabaja para AmBev – Americas ‘Beverage Company. Además de acudir en eventos oficiales y monárquicos, a menudo acompañando a su padre y sus tíos. Como miembro de la realeza, se mantiene alejado de la política, aunque se sabe que participa en manifestaciones públicas contra la corrupción.

Príncipes Rafael de Orleans-Braganza (1)