Corinna Larsen, ex pareja y amiga cercana del rey Juan Carlos, asegura que el emérito fue víctima de un golpe de Estado interno para hacerlo abdicar, urdido por su propia familia -con la reina Sofía a la cabeza- y por el expresidente Mariano Rajoy.

Por Mariana Valle

Las explosivas declaraciones aparecen en el último número de la revista francesa Paris Match ’, que dedica inédita foto del rey emérito con el hijo de Corinna, Alexander zu Sayn-Wittgenstein.

Convocada por los tribunales españoles, Corinna zu Sayn-Wittgenstein ahora es sospechosa de haber ayudado al depuesto rey Juan Carlos de España a limpiar las comisiones ocultas.

Corinna zu Sayn-Wittgenstein Attends Conductor Valery Gergiev And Vienna Philharmonic Orchestra Performance At Carnegie Hall

Como se recuerda, se intuye que el ex monarca ocultó $US 100 millones de dólares en 2008 en una cuenta de la fundación Lucum en Suiza. Fue en ese mismo año que esta organización ingresó 65 millones de euros en la cuenta de Corinna. Una especie de donación para ella y su hijo a quien el rey quería (y la razón detrás de la foto publicada).

Desde que se supo de su romance con el entonces rey en 2012, Corinna siempre ha dado la impresión de ser una mujer ambiciosa y manipuladora, imagen que le juega en contra ante la ley en estos momentos. Tal vez motivada por querer cambiar la percepción que se tiene de ella, es que ha empezado a hablar con la prensa, cada vez de forma más cándida.

Corinna-Larsen-Rey-Emerito

 

Las versión de Corinna

En su última entrevista con Paris Match, asegura que estuvo “sorprendida” por este regalo [los 60 millones] en ese momento. Sin embargo, Corinna afirma no haberse preguntado sobre la procedencia de estos fondos. “No tenía ninguna razón para interrogar a un jefe de estado”, explica. “Las revelaciones que siguieron fueron manipuladas, utilizadas sensacionalmente, para crear una controversia gigantesca. Todo esto está impulsado por una agenda política.”

Lea también:  Estas son las fotos oficiales del cumpleaños del príncipe George

Según Corinna, los problemas de salud del rey Juan Carlos y la aireada relación con ella, que salió a la luz después del polémico safari en Botswana, fueron las excusas perfectas para que el complot se materializara. Según la amante del rey emérito, este le confesó: “Tengo dos frentes contra mí. El primero está constituido por mi mujer y sus lugartenientes: ella tiene prisa en poner a su hijo en el trono porque tiene mucha más influencia sobre él que sobre mí. El segundo está encarnado por Mariano Rajoy, que tiene como objetivo castrarme y debilitar la monarquía”.

La ex pareja del rey emérito luego vuelve a subrayar su tesis cuando recalca que “la familia fomentaba un golpe de Estado y necesitaban a una extranjera para servirles como chivo expiatorio”.

Juan Carlos Felipe VI rey

El rey Juan Carlos y Corinna Zu Sayn Wittgenstein en Barcelona en mayo de 2006.

Corinna es muy crítica sobre la decisión de alejar a don Juan Carlos y sobre su refugio en los Emiratos Árabes Unidos. “Durante una crisis de esta envergadura, la familia real hubiera tenido que permanecer unida -sostiene la examiga del rey emérito-. Enviar a un exrey, de salud frágil, al exilio, y eso en plena Covid, es irresponsable. (…) Repudiar así a Juan Carlos es un poco desleal y me parece que es una falta de dignidad”.

Otras revelaciones

La boda entre Juan Carlos y Sofía fue “arreglado por Franco”, afirma Corinna. También cuenta que el emérito le reveló que él y Sofía llevaban vidas separadas desde hacía más de treinta años pero había un acuerdo para representar juntos la corona.

Juan Carlos y Sofia

En cuanto a los rumores que surgieron años pasados sobre una pedida de mano, confesó que a finales del 2009 don Juan Carlos le regaló un “magnífico anillo de compromiso” pero ella lo tomo como una “garantía de la seriedad de su relación”, puesto que sabía que ese compromiso no podía concretarse.

Lea también:  La reina Sofía sabía todo sobre Corinna y el rey

Además, Corinna relata el supuesto acoso y las amenazas sufridas por parte de los servicios secretos españoles y del general Féliz Sanz Roldán (exdirector del CNI) en particular, por encargo del propio rey emérito. “Estas cosas pasan en los regímenes totalitarios, pero no en una democracia europea moderna”, postula la entrevistada.

Sobre los 100 millones de dólares aparentemente recibidos por don Juan Carlos del entonces rey de Arabia Saudí, Abdalá, Corinna dice que no son una comisión por el contrato sobre el tren de alta velocidad entre Medina y la Meca porque cronológicamente no encaja. Agrega que el rey emérito ya había recibido otra cantidad idéntica, en 1977, del futuro rey Fahd.

Se mantiene firme

En cuanto a los 65 millones de euros que Juan Carlos le regaló, Corinna insiste en que lo hizo por afecto hacia ella y su hijo, y también porque no se fiaba de su familia si lo dejaba en el testamento. El rey emérito temía, de acuerdo con la versión de su ex amante, que, cuando él desapareciera, su voluntad no sería respetada, de ahí que optara por donarle el dinero en vida.

 

Barcelona, 2006. Juan Carlos I y Corinna zu Sayn-Wittgenstein en la entrega de los premios Laureus.

Es un hecho que tendremos más declaraciones de Corina zu Sayn-Wittgenstein, sobretodo ahora que se encuentra en el ojo de la tormenta de las investigaciones contra Juan Carlos I.

¿Qué otros secretos de la familia real tendrá para contar la ex amante del emérito?