La monarca británica decidió retirar el honor que le concedió al magnate de Hollywood, Harvey Weinstein, condenado a 23 años de prisión por delitos sexuales. No obstante, Elizabeth II no obliga al príncipe Andrew a responder a las acusaciones formuladas en su contra por Virginia Roberts.

Por Redacción COSAS

La caída de Harvey Weinstein, el otrora hombre más poderoso de Hollywood, no tiene cuando acabar. Además de los 23 años de cárcel que tendrá que purgar luego de que la justicia lo encontrara culpable de acoso sexual y violación, el productor ahora afronta otro castigo sin consecuencias legales pero que sí perjudica seriamente su imagen y legado.

Ha trascendido que la reina Elizabeth II le retira el título de Caballero de la Orden del Imperio Británico. Se trata de un honor que la soberana le concedió en 2004 en reconocimiento a sus aportes a la industria cinematográfica británica. Sin embargo, dadas las circunstancias, considera que no es digno de ostentar ya que este solo está destinado a personas que hayan hecho “una contribución distinguida e innovadora en cualquier área”. Algo que no calza con la situación actual de Weinstein.

Harvey Weinstein Elizabeth II

La reina Elizabeth II durante un encuentro con Harvey Weinstein en el Palacio de Buckingham, el 17 de febrero de 2014.

La decisión fue divulgada a través de “The Gazette”, el registro oficial del gobierno del Reino Unido. “La Reina ha ordenado que el nombramiento de Harvey Weinstein como Comandante Honorario de la División Civil de la Excelentísima Orden del Imperio Británico, de fecha 29 de enero de 2004, sea cancelado y anulado y que su nombre sea borrado del registro de dicha Orden”, se lee en la publicación.

Lea también:  Alexandra de Hannover se confiesa en su primera entrevista: "Quiero una vida normal"

Cuestionada actitud

Como se sabe, los honores reales se pueden perder siempre que el Palacio de Buckingham considere que el sistema se ha desacreditado. No obstante, llama la atención la inacción mostrada la monarca luego de que se revelaran las supuestas tres violaciones sexuales que su hijo, el príncipe Andrew, habría cometió contra Virginia Roberts. Al duque de York, incluso, se le permitió tratar de limpiar su imagen pública en una polémica entrevista con la BBC.

Tras la reciente determinación de la madre del príncipe Charles, sus detractores critican el que le haya permitido al príncipe Andrew mantener el tratamiento de Alteza Real. Esto a pesar de que ya no está al servicio de la Corona desde el 20 de noviembre de 2019. Aquella decisión se tomó luego de que se le relacionara con el escándalo de Jeffrey Epstein.

Príncipe Andrew

Andrew acompañado de Virginia Roberts, quien aseguró haber sido forzada a mantener relaciones sexuales con Epstein y “sus amigos”.

Harvey Weinstein no es el único

Anteriormente, la reina le retiró los honores a Rolf Harris, el artista nacido en Australia que fue encarcelado en 2014 por una serie de agresiones sexuales. El también animador obtuvo reconocimiento en 2006 después de pintar un retrato de la reina con motivo de su 80 cumpleaños. Además, Harris tuvo que decir adiós a sus honores australianos.

Por otro lado, el expresidente de Zimbabue, Robert Mugabe, perdió su título de Caballero Honorario en 2008 a raíz de lo que el gobierno británico calificó como “violaciones a los derechos humanos” y “desprecio” por la democracia.