El día de la muerte del esposo de la Reina Isabel II, recordamos algunas de sus más polémicas e inoportunas declaraciones.

Por Arianna Gonzáles

El Duque de Edimburgo nos dejó una lista interminable de frases que nos demuestran que “no se callaba nada”

Philip de Edimburgo falleció a los 99 años. Mundialmente conocido por “no callarse nada”, sus comentarios pusieron, en más de una ocasión, a la familia real en aprietos. En esta nota, hacemos un recuento de sus más polémicas declaraciones en sus más de setenta años de servicio a la Corona.

“Las mujeres británicas no saben cocinar”

Era 1966 y Philip visitaba un centro de mujeres en Escocia. Caminaba por entre los pasillos cuando soltó una de sus más sonadas meteduras de pata: “Las mujeres británicas no saben cocinar”, dijo.

Como si fuera poco, esta no fue la primera vez que atribuyó la falta de dotes culinarios a la nacionalidad. Décadas después, en 2002, lanzó un “Los franceses no saben cómo hacer un buen desayuno”, después de que el chef francés Regis Crépy le presentara un “desayuno a la francesa”.

“Me encantaría ir a Rusia… aunque esos bastardos asesinaron a la mitad de mi familia”

El Príncipe Philip era el tataranieto de Nicolás I de Rusia.

Tan solo un año despúes, en 1967, un periodista le preguntó sobre la posibilidad de visitar la Unión Soviética. Esbozando una sonrisa, confesó que aunque le encantaría “esos bastardos asesinaron a la mitad de mi familia”.

Así es, muchos miembros de la realeza europea – incluyéndolo – eran familia de los Romanovs, quienes gobernaron Rusia hasta el asesinato de Nicolás II y su familia por los Bolcheviques en la Revolución Rusa en 1918.

Lea también:  Canadá ya piensa en un trabajo para el príncipe Harry

De hecho, Philip era, concretemente, el tataranieto Nicolás I.

El problema de Londres son los turistas”

Una ceremonia oficial celebrada en el ayuntamiento fue el escenario para que Philip, sin reparo alguno, culpe a los miles de turistas de todo el mundo que visitan Londres cada año de los problemas de congestión vehicular en la ciudad.

“Son ellos los que causan el tráfico. Si pudiéramos acabar con el turismo, se acabaría el tráfico”, sostuvo con determinación.

“Parece que estés listo para irte a dormir”

La toga y chilaba son el atuendo tradicional de Nigeria.

Solo bastó ver aparecer al presidente de Nigeria, Olusegun Obasanjo vestido con el atuendo nacional de toga y chilaba, para soltar un “parece que estés listo para irte a dormir”.

Era 2003 y era sabido que un comentario así tensaría el encuentro con el mandatario nigeriano. Sin embargo, Philip, una vez más, no pudo con su genio.

“¿Sordos? Si están por aquí, seguro lo están”

En 1999, en un encuentro con jóvenes con dificultades auditivas, no dudó de culpar de su discapacidad a la fuerza con la que tocaba el tambor en el Caribe y el ruido que esta producía.

Sin embargo, no fue la única vez que bromeó con la discapacidad de las personas. En una oportunidad, le preguntó a un hombre que se desplazaba con una moto adaptada para personas con minusvalía “a cuánta gente había atropellado esta mañana con esa cosa”.

“¿Ustedes todavía se tiran lanzas?”

En medio de su visita a un centro indígena de Queensland en 2002, a Philip de Edimburgo le comentaron sobre la existencia de los Djabugay y los Yirrganydji, dos tribus que conviven en dicho centro.

“¿Todavía se tiran lanzas los unos a los otros?”, dijo Philip al ver a dos tribus indígenas juntas.

Al escuchar sobre ello, Philip no dudo en voltear y comentar entre sus acompañantes:«¿Djabugay y Yirrganydji? ¿De qué están hablando? ¿Todavía se tiran lanzas los unos a los otros?».

Lea también:  Royal wedding boom: se casa Lady Gabriella Windsor, hija de los príncipes de Kent

“Parece algo hecho por mi hija en el colegio”

Siendo ya conocido su sarcasmo frente a otras representaciones culturales, Philip volvió a repetir plato en medio de una exposición de arte primitivo de Etiopía.

El duque quedó observando una obra y soltó un “Parece el tipo de cosa que mi hija traería de las clases de arte del colegio” que causó malestar entre los asistentes.

Sin duda, el recuento de estos momentos deja ver que Philip debió quedarse callado más de una vez para no convertir esta en una interminable lista, que sin duda existe y que, en esta nota, solo intentamos resumir.

Suscríbase ahora para obtener 12 ediciones de Cosas y Casas por solo 185 soles. Además de envío a domicilio gratuito y acceso instantáneo gratuito a las ediciones digitales.