Tras el nacimiento de su hija, Lilibeth Diana, los duques de Sussex recibieron un emotivo mensaje por parte de la reina Elizabeth II.

Por Arianna Gonzáles

sussex e isabel

Los Duques de Sussex posan junto a la reina Elizabeth II en un evento en 2018.

El nacimiento de la más pequeña de los Windsor ha llenado de felicidad a toda la familia real. La reina Elizabeth II no ha sido ajena a la alegría que envuelve la llegada de su bisnieta y, desde sus redes sociales, se ha sumado a los mensajes de felicitación.

Tal y como lo hicieron los duques de Cambridge, un escueto mensaje demostró el sentir de la monarca y el de toda su familia cercana tras la llegada de  Lilibet Diana Mountbatten-Windsor.

‘¡Felicidades al duque y la duquesa de Sussex por el nacimiento de Lilibet Diana! La reina, el príncipe de Gales y la duquesa de Cornwall están encantados con la noticia’, se lee en el comunicado.


La publicación incluyó una imagen del recorrido en carruaje posterior a la boda de  Meghan Markle y el príncipe Harry.

A su vez, dejó saber que la hermana de Archie es la bisnieta número 11 de Elizabeth II, después de los tres hijos de los duques de Cambridge, las dos hijas de Peter Phillips y Autumn Kelly; de los dos hijos de Zara y Mike Tindal; del primogénito de la princesa Eugenia y del menor de los Sussex, Archie.

Con permiso de Lilibeth

reina elizabeth II

La reina Elizabeth II en uno de sus primeros encuentros con el primogénito de los Sussex, Archie.

Desde el anuncio del nacimiento, los seguidores de la realeza han quedado rendidos ante el nombre que escogieron Harry y Meghan para su hija.

Lea también:  Amalia de Holanda: la heredera al trono cumple 15 años

Una combinación que rinde homenaje al apodo de infancia de la reina Elizabeth II y a su fallecida abuela, Lady D, la princesa de Gales.

Sin embargo, antes de convertirse en el nombre oficial de la más pequeña de los Sussex, el príncipe Harry solicitó permiso a Elizabeth II para nombrar a hija “Lilibet”.

Según fuentes oficiales, Harry llamó a la reina Isabel II antes de que su esposa, Meghan Markle, diera a luz en el Santa Barbara Cottage Hospital el 4 de junio.

A pesar de la polémica entrevista con Oprah, la relación entre el Príncipe Harry y su abuela es bastante cercana.

Tras el “sí” definitivo por parte de la monarca, el nacimiento de la pequeña y su nombre fueron anunciados a todo el mundo.

Todo esto confirma que, a pesar de renunciar a la familia real en 2020 en medio de la tormenta “Megxit” y dar entrevistas recientes llenas de acusaciones, incluidas denuncias de racismo, contra el Palacio de Buckingham, Harry sigue siendo bastante cercano a su abuela.

Dicen que todo bebé trae un pan bajo el brazo. Puede que Lilibeth, traiga consigo el acercamiento de los Sussex a la familia británica. Lo descubriremos en los próximos meses.

Suscríbase ahora para obtener 12 ediciones de Cosas y Casas por solo 185 soles. Además de envío a domicilio gratuito y acceso instantáneo gratuito a las ediciones digitales.