Meghan Markle compartió una clave que la ayudó a sobrellevar emocionalmente un año, en el cual, se vio ‘forzada a apartarse’.

Por Redacción COSAS

La duquesa de Sussex también se ha visto afectada por el último año tumultuoso que venimos experimentando. En su prólogo para la revisión anual de ‘The Mayhew Foundation’, Meghan hizo una mirada atrás al 2020 y apuntó una de las fuentes esenciales de alegría y apoyo que la ayudó a sobrellevar los momentos difíciles.

“Cuando reflexiono sobre 2020, siempre vuelvo a la importancia de la comunidad y la conexión. Es posible que nos hayamos separado, pero encontramos nuevas formas de estar cerca y para apoyarnos unos a otros a través de esta crisis compartida. Para muchos de nosotros, esto se hizo más fácil con nuestras mascotas a nuestro lado”, escribió.

Mayhew Foundation

Mayhew es uno de los dos patrocinios que Meghan ha mantenido desde que ella y el príncipe Harry dejaron sus roles como miembros de la realeza trabajadora a principios de 2020. La otra organización siendo ‘Smart Works’, una organización del Reino Unido que ayuda a mujeres desempleadas y vulnerables a regresar al lugar de trabajo. Para ello, proporcionan entrenamiento y consejos de vestimenta profesional para entrevistas de trabajo.

Su asociación con la ‘Mayhew Foundation’ es una parte de la clave de Meghan. Un área de pasión para la duquesa amante de los animales, desde que se convirtió en patrocinadora de la organización benéfica, los elogia por proporcionar “los recursos que las personas y las mascotas necesitan para permanecer juntas y perseverar a través de las dificultades”.

Lea también:  El príncipe Philip se encuentra hospitalizado “de manera preventiva”

Describiendo los sucesos del año pasado, la pandemia del COVID-19 incluida, la Duquesa compartió que experimentó “un proceso abrumador de dolor, crecimiento y también de gratitud”. Fue “el efecto terapéutico de tener a su animal a su lado y al consuelo que encontró en su compañía” una de las formas como superó los momentos más difíciles de estas últimas fechas.

Así es, el “truco” de Meghan es el cariño incondicional que ofrece una mascota.

Amante de los animales

Meghan tiene una larga historia con el rescate de animales, que se remonta a la adopción de su primer cachorro, Bogart, y luego de su amado beagle, Guy. Ella y Harry también adoptaron un labrador negro en 2018 después de su boda real.

Archie también parece haber heredado el amor de su madre por los animales. Una fuente reveló a PEOPLE, el año pasado, que Archie era “el mejor amigo de sus perros. Lo hacen reír y son amables con él”.

Un dato tierno y curioso: La primera visita de Meghan a Mayhew tuvo lugar cuando estaba embarazada de Archie.

Suscríbase ahora para obtener 12 ediciones de Cosas y Casas por solo 185 soles. Además de envío a domicilio gratuito y acceso instantáneo gratuito a las ediciones digitales