Gran polémica generó en Japón la próxima boda de la princesa Mako de Japón y su novio plebeyo, Kei Komuro. La procedencia del novio, su look, entre otros temas, ha levantado polémica, la cual incluso le generó problemas de salud a la princesa. En esta nota conoce todo lo que sabemos sobre el enlace de la pareja que ha sido denominada “los Harry y Meghan japoneses”.

Por Arianna Gonzáles

Mako

La princesa Mako y su prometido, Kei Komuro, en la pedida de mano.

Dejar la vida en la realeza por amor. La consigna que llevó a Meghan y Harry a mudarse a California y empezar una vida desde cero parece haberse replicado en la familia real japonesa.

La princesa Mako de Japón se casará con Kei Komuro, un hombre ajeno a la realeza y por quien renunciará a su título y a su dote de más de un millón de euros.

La boda, que no ha estado exenta de críticas, se llevará a cabo el 26 de octubre. Luego del enlace, la princesa se mudará a Nueva York, donde su prometido trabaja como abogado.

Un largo camino

Como se recuerda, Mako y Komuro planificaron casarse en noviembre de 2018, pero esto se pospuso debido a problemas financieros en la familia del novio.

La madre de Komuro se vio envuelta en una disputa financiera relacionada con el dinero que había recibido de un exnovio, supuestamente prestado para financiar la educación de su hijo.

Tres años después se ha vuelto a fijar una fecha de boda, aunque con varios inconvenientes: la princesa Mako ha sido diagnosticada con estrés postraumático debido a la “complicada” situación que atraviesa.

Lea también:  El novio de la princesa Mako regresa a Japón después de dos años

Las constantes informaciones negativas sobre su compromiso, su familia y rumores sobre su prometido y la madre de este le han causado preocupaciones que desencadenaron en complicaciones en su salud mental.

Además, la desaprobación nacional de su boda con un “plebeyo” ha llevado a que el novio de Mako se convierta en protagonista de los tabloides japoneses.

Tras su llegada al aeropuerto de Narita en Tokio, Kei Komuro fue recibido por más de 150 paparazzis, quienes han descubierto que el número de ventas aumentan con exclusivas fotografías del futuro esposo de Mako.

Incluso, el aspecto de Komuro fue duramente criticado, pues se dejó ver con una crecida barba. La BBC indicó que “en un país donde la apariencia juega papel importante en las impresiones de la gente, muchos sintieron que era una prueba más de que él no estaba en condiciones de casarse con la princesa Mako”.

Sobre la boda

La madre de la novia ha declarado sobre el enlace de su hija: “Hay cosas en las que estamos de acuerdo y en desacuerdo, pero (…) me gustaría respetar los sentimientos de mi hija mayor tanto como sea posible”

La ceremonia distará mucho de los recordados enlaces reales, pues la pareja se limitará a registrar su matrimonio y ofrecer una rueda de prensa juntos.

Tras ello, la princesa se mudará a Nueva York, ciudad donde su futuro esposo trabaja como abogado.

Sin embargo, el inicio de su nueva vida no estará exento de flashes, pues varios reporteros japoneses persiguieron a Komuro en las calles de Nueva York, una situación que se repetiría con la llegada de la princesa.

Suscríbase ahora para obtener 12 ediciones de Cosas y Casas por solo 185 soles. Además de envío a domicilio gratuito y acceso instantáneo gratuito a las ediciones digitales.