Pilar Deza, fundadora de la Cooperadora para la Nutrición Infantil, organizó una cena en su casa a beneficio del Centro de Misericordia de Pamplona Alta, un lugar en el que cada jueves se reúnen adultos mayores para compartir un almuerzo ofrecido por la fundación. “Es mágico juntarse para disfrutar y, a la vez, ayudar”, comentó Pilar acerca de la cena benéfica.