Como todos los años, un grupo de mujeres voluntarias organizó “Té Juego” a beneficio del Colegio Fernando Wiese Eslava (CPAL). El evento se realizó en Playa Blanca, con el fin de recaudar fondos para la rehabilitación de niños sordos de bajos recursos. “Este año incorporamos una pequeña feria de seis expositoras que vendieron artículos de joyería y juegos de mesa, con el objetivo de apoyar al centro”, comentó la voluntaria Charo León Prado.