La celebración de Sandra Jiménez fue doble: una fiesta de cumpleaños que también festejó el estreno de su nuevo departamento junto con sus mejores amigas del colegio, la universidad y el barrio. Fue una reunión muy íntima, en la que se sirvieron piqueos y tragos típicos de España.