Desde hace algunos años, Alfonso Simpson realiza un tentadero a principios de la temporada taurina, en el fundo de su familia, El Rosario. Esta vez, aprovechó la ocasión para festejar sus diez años en el mundo de los toros. “Además de ser profesional del toro y matador, soy médico y un apasionado de la aviación. Hace algunas semanas, regresé con mi nuevo título de piloto comercial, así que el tentadero también sirvió para celebrar mi nueva carrera”, comentó.