La instalación de video “Anamnesis”, que Verónica Wiese mostró el año pasado, fue plasmada en un libro que se presentó en la galería Ginsberg. Max Hernández Calvo, curador del proyecto, dijo que este es “un intento por recorrer esa misteriosa frontera que demarca la diferencia entre la vida y la muerte”. En la presentación participó Andrés Marroquín, fundador de la plataforma editorial Meier-Ramírez, quien habló sobre el proceso de plasmar un proyecto audiovisual en una publicación. Verónica, por su lado, compartió anécdotas de su paso por los distintos lugares donde se grabó el video.