La Cámara de Comercio de Estados Unidos se adelantó a las fiestas de año nuevo con una fiesta en la residencia del embajador Brian A. Nichols. Con 400 invitados a la reunión, la celebración empezó a las ocho y treinta de la noche donde no faltó el champán y el glamour.