Sebastián Ibarguren Allende y Natalia Soler Gamboa celebraron su boda en la Hacienda Mamacona, en Lurín, en una ceremonia a la cual asistieron cuatrocientas personas. La pareja bailó al ritmo de “Sway”, de Michael Bublé, y “Casi un hechizo”, de Jerry Rivera. Luego, los novios partieron a Toronto, Canadá, donde estudiarán una maestría.