El 11 de diciembre, el embajador de Japón, Tatsuya Kabutan, y su esposa, Chiaki Kabutan, ofrecieron una recepción en su residencia de San Isidro con motivo del natalicio del Emperador japonés. Al evento asistieron distintas personalidades de la política, el arte y el periodismo.