ngg_shortcode_0_placeholder
Con la iluminación de fondo del arqueológico Huaca Pucllana como escenario, el restaurante del mismo nombre acogió, una vez más, la fiesta de año nuevo 2016. Los asistentes, amigos de Marilú y Arturo Madueño, pudieron disfrutar de una velada mágica que comprendió una cena y baile que se extendió desde las 12 hasta las 3 a.m.