Más de 300 invitados asistieron a la celebración del cumpleaños de María José Nava en su casa de La Planicie. Sus amigos del Colegio Roosevelt y de las competencias de karts bailaron toda la noche y disfrutaron con ella de la infaltable “hora loca”.