El español Xavi Cañellas llegó al Perú para realizar dos charlas sobre psiconeuroinmunología que promueve la organización Punto de Luz. COSAS conversó con él sobre los secretos de una buena alimentación.

Cada vez estamos más gordos, más cansados y sufrimos de alergias constantemente. Hemos pasado de enfermar por infecciones a enfermar por el exceso de higiene y la falta de microbios. Hemos dejado de comer alimentos para consumir productos comestibles. Hemos pasado de huir de los leones a vivir con una manada de ellos: el estrés puntual se ha convertido en estrés crónico.

Ante esta realidad, resulta necesario conocer que la alimentación, la gestión del estrés y la microbiota intestinal son 3 factores clave que debemos cuidar para disfrutar de una vida sana en niños y adultos. Conscientes de esta tendencia autodestructiva, Fabiola Olivos y Catarina Corrales decidieron en 2014 crear Punto de Luz, una organización que propone experiencias para fortalecer los 3 pilares fundamentales de la vida: cuerpo, mente y espíritu, a través de charlas y talleres impartidos por expertos en salud y bienestar. Adicionalmente, y desde sus redes sociales, proponen una agenda de bienestar que pretende difundir actividades que se realizan en nuestra ciudad y comparten su misión.

En este contexto, Punto de Luz viene organizando los eventos Bebés Saludables y Alimentación Consciente, de la mano de un referente español en el campo de la Psiconeuroinmunología (PNI), Xavi Cañellas, quien es además fisioterapia por la Universidad de Salamanca y tiene un máster en PNI Clínica y Biología Molecular y Biomedicina en la Universidad de Girona. Aprovechando la vista del  experto, decidimos someterlo a un cuestionario para derribar ciertos mitos y conocer más de los secretos de la buena (y mala) alimentación.

Cañellas es un experto que ha dedicado años al estudio de la alimentación saludable y consciente.

Se habla de qué hay que comer las verduras en lo posible crudas, ¿Qué tan cierto es que cocidas pierden sus vitaminas? 

Es cierto que se pueden reducir algunas vitaminas con la cocción de las verduras como son los folatos (Vitamina B9) y por ejemplo en la vitamina C. La pérdida depende muchísimo de la técnica de cocción, por ejemplo, la pérdida de Vitamina C en una cocción al vapor es muy baja. Dicho esto, también hay que pensar que si hablamos de alimentación prebiótica, será necesario calentar algunas verduras e incluso algunas frutas para que se liberen más fibras fermentables. En el caso de la zanahoria, para extraer bien la pectina que contiene, se tiene que calentar o cocer, lo mismo que la manzana, que deberá cocer para que libere la pectina, porque cruda la liberación de pectina es mucho menor. Por tanto, no es un dogma real de que hay que comer las verduras crudas siempre. El ser humano es capaz de comer verduras crudas y a cocción. Depende mucho del cuadro clínico que tengamos; si hay una persona que tenga un problema de hipocloridia, es decir, una falta de acidez en el estómago y come verdura cruda, es muy probable que no le siente bien y tenga otros síntomas como gases, hinchazón, etc. Por tanto, a esa persona se le recomendará más la verdura con cocción, para hacer una pre digestión Por ello, en general y en salud, la combinación de verduras crudas y cocidas es clave.

¿Es malo comer huevos, pollo, salmón y en general carnes de animales alimentados con alimento balanceado?

Si, es malo comparado con comer fuentes de proteína de animales que han estado en libertad y han podido comer los alimentos que les tocan a ellos como especie.

Hay muchos estudios, mucha evidencia de la diferencia en la composición de grasas que tiene un animal que ha estado estabulado, comiendo piensos, sin estar en libertad, suplementados con hormonas, versus a la de animales en libertad y comiendo lo que les toca como animales salvajes o comiendo, por ejemplo, forraje.

Hay un mejor equilibrio de grasas omega 3 en animales que han comido forraje. Además, la capacidad de producir ciertos compuestos antioxidantes, como por ejemplo el glutation, es mayor en animales que han comido lo que les toca versus los estabulados y que consumen alimento balanceado. Por tanto, hay una diferencia muy muy importante.

Hay una vuelta a la comida cruda, a la alimentación vegana, ¿Qué tanta falta hace la proteína animal?

El tema es que, en algunas fuentes de origen vegetal, puede hacer falta de algunos aminoácidos, por ejemplo, en el arroz y en las legumbres. Por eso, se hace la complementariedad proteica, es decir, mezclar legumbres con arroz. Pero no hay aminoácidos que estén solo en la proteína animal, sino que algunos están en cantidades mas bajas de las que necesitamos. Los que están en cantidades más bajas se les llama aminoácidos limitantes, y cuando eso sucede, hay que encontrar otras fuentes que lo aporten. Por ejemplo, las lentejas carecen o tienen muy poco de metionina y cisteína, mientras que el arroz sí que contiene metionina y cisteína, pero está limitado en lisina, por eso se junta lenteja y arroz para complementar. Por tanto, no es cierto que hay aminoácidos que solo estén en proteína animal, sino que en los vegetales puede encontrarse aminoácidos limitantes. Dicho eso, sí que es verdad que en el veganismo la carencia es de Vitamina B12, porque los vegetales no tienen vitamina B12 y solo está en la proteína animal. Además, otro problema, bajo mi punto de vista o bajo el punto de vista de la fisiología, es que tienen problemas con las grasas omega 3. Y esto es porque no encontramos vegetales con cantidades altas de grasas omega 3 como DHA y EPA.

¿Es cierto que la leche se debe tomar mientras se es niño y que luego está ya no hace falta e incluso puede ser alimento para las células cancerosas?

No, no es cierto que la leche solo se debe tomar cuando es niño y luego no hace falta. No es cierto. La leche no es necesaria tomarla ni mucho menos cuando se es niño ni cuando se es adulto. Absolutamente para nada. La única leche que es imprescindible tomar, es la leche materna, la de mamá. Ninguna otra leche es necesaria para el ser humano, otra cosa es que se quiera tomar algún producto lácteo de calidad, de animales que han estado libres y que no se les ha dado hormonas, ni medicación, etc. Leches menos procesadas puede ser un alimento interesante, entre ellos lácteos fermentados como un kéfir o un yogurt de calidad, ya que estos alimentos aportan la riqueza de la microbiota. Resumiendo: no hay necesidad de tomar lácteos en ningún caso, ni para crecer, ni para los huesos ni para ninguna justificación que se quiera buscar. Esto es más el poder de la industria y el mensaje que ha transmitido que otra cosa.

¿Puede ser alimento para las células cancerosas?

Desde mi punto de vista, no hay que ser tan reduccionista. Si que es cierto que las proteínas lácteas, como la beta caseína 1 o la beta caseína 2 pueden inducir a cambios inmunitarios y generar respuestas inflamatorias, pero no creo que vamos a tener cáncer por tomar un vaso de leche al día. Sin embargo, es cierto que la ingesta de lácteos de baja calidad o de animales mal criados, hormonados, sí que puede inducir a una respuesta inflamatoria, por tanto, a una actividad del sistema inmune constante, lo que puede llevar a un low grade inflamation, y eso puede ser un caldo de cultivo para que, en un entorno donde una célula tumoral puede crecer, haya más estímulo de proliferación.

Eventos para mejorar la vida

Charla Bebés Saludables

Pretende empoderar a las futuras mamis, embarazadas y mamás de niños pequeños, para que tomen decisiones en pro de la salud de sus hijos, con información basada en la ciencia, coherencia y sentido común.

¿Cuándo? Viernes 12 de abril. ¿Dónde? Hotel Sonesta el Olivar de San Isidro. Informes: [email protected]

Taller Alimentación Consciente

Jornada llena de ciencia, de coherencia y de sentido común, donde se descubrirá quién está detrás de nuestros antojos, y se expondrá la relación directa que existe entre el aparato digestivo y nuestro cerebro, mostrando como es que la alimentación está muy relacionada con el estado de ánimo. Se abordarán todos los mitos que existen a través de la alimentación y entenderemos que comer sano no es una opción sino una necesidad.

¿Cuándo? Sábado 13 de abril. ¿Dónde? Hotel Sonesta el Olivar de San Isidro. Informes: [email protected]