Renovar nuestro kit de maquillaje no solo tiene que ver con estar al tanto de las últimas tendencias. Sin importar cuánto intentemos mantener nuestro maquillaje lo mejor posible, los gérmenes se suelen colar. Por eso, te dejamos a continuación las mejores prácticas para mantenerlo limpio y te explicamos por qué esta es una rutina de belleza que no te puedes saltar.

Por: Stephanie Jones

maquillaje

Comencemos con lo básico

El maquillaje que usamos todos los días debe desinfectarse cada pocas semanas, especialmente si hemos estado viajando o si hemos estado enfermos. Puede ser que alguna amiga haya olvidado su propio maquillaje y te haya pedido algo del tuyo a la volada, antes de entrar juntas al evento, o simplemente lo hayas compartido por querer experimentar con otros productos; por el motivo que sea, si alguien más ha usado tu maquillaje, es mejor limpiarlo inmediatamente después de cada uso para asegurarte de que no se hayan propagado gérmenes. 

Especialistas de la belleza como el Dr. Robb Akridge, cofundador de Clarisonic y experto en piel, aseguran que “la mejor práctica es no compartir el maquillaje o pinceles con nadie más”. Por otro lado, “el proceso de desinfección del maquillaje con alcohol podría arruinarlo si no tienes cuidado”, eso sobre todo ocurre con productos en polvo y sombras de ojos. Por eso, es mejor usar alcohol solo en los pinceles, esponjas y aplicadores.

maquillaje

La limpieza y desinfección de los pinceles y herramientas de maquillaje es esencial para nuestra salud. Una limpieza profunda es lo mejor cuando se trata de nuestras herramientas. La mayoría de los pinceles de maquillaje están hechos de cerdas sintéticas o pelos de animales naturales y funcionan mejor cuando se limpian semanalmente. Esto mantiene las cerdas suaves y evita que esté demasiado rígidas, lo que podría romper tus productos en polvo. No es necesario limpiar los pinceles o esponjas todos los días, pero una vez a la semana es clave cuando solo los has usado en tú.

Lea también:  Bañarse en leche para un cutis saludable

Pero ojo: desinfectar el maquillaje no es una solución para reemplazar productos viejos. Los artículos no deben usarse después de su fecha de vencimiento bajo ninguna circunstancia. reacciones que debiliten la capa protectora de la piel. “Esto se hace atendiendo a dos cosas fundamentales: fecha de caducidad y PAO (Periodo tras apertura en sus siglas en inglés)”, explica la química y divulgadora científica, Deborah García.Esto significa que si la fecha de vencimiento de su producto ha pasado, sin duda necesitas deshacerte de él, por más que aún falte para que se acabe.

 

maquillaje

Desinfección de maquillajes

Para desinfectar el lápiz labial, simplemente lo tienes que rociar con alcohol isopropílico y luego limpiarlo. También debes de afilar todos los lápices antes de usar, como los delineadores de ojos. Para limpiar el rizador de pestañas, debes limpiar los residuos con un algodón y una pequeña cantidad de alcohol, dejando que se seque por completo durante 24 horas antes de volver a usarlo.

En el caso del rimel, es muy importante desinfectarlo, ya que el área de los ojos es muy delicada. Esto ayuda a prevenir cualquier tipo de infección, como la conjuntivitis o reacciones al maquillaje que pueden causar picazón, enrojecimiento e hinchazón. Para los polvos, debes retirar la capa superior del producto y luego rociar ligeramente con alcohol, dejando que se seque al aire.

Otra forma de mantener tus productos limpios es no sumergir los dedos en ellos. No importa cuán limpias estén tus manos, sumergir los dedos en productos líquidos y cremosos puede hacer que los gérmenes se propaguen y alteren el producto en sí. Siempre debes usar aplicadores sanitarios en tu maquillaje para no hacer que se propaguen gérmenes, aceite o suciedad.

Lea también:  Boca roja: 7 lápices para unos labios coquetos

El lápiz labial

Tiene un contacto directo con la piel, por lo que es más propenso a acumular bacterias. Si se quiere desinfectar, basta con retirar la capa superficial del labial con una cuchilla antes de aplicarlo. De este modo, en cada uso es como si estrenase la barra. Puede parecer que se desaprovecha mucho producto, pero es una pequeña cantidad y evitas infecciones o herpes.

El neceser

El lugar donde se almacenan todos los cosméticos debe desinfectarse también. Si el maquillaje ha podido acumular gérmenes, la bolsa donde se guardan con más razón. Como lo aclara la revista “SModa”: “Contiene productos sensibles a la contaminación, desde cosméticos al cepillo dental, y productos con base orgánica, como muchas cremas y maquillajes, así que ahí pueden proliferar microbios porque tienen superficie y alimento para hacerlo”.

Si el material con el que está fabricado lo permite, se puede meter el neceser en la lavadora, con el detergente que usemos y a alta temperatura, para garantizar que eliminamos los gérmenes. Si es que el material no permite que se lave en máquina, una buena opción es limpiar el estuche con toallitas de desmaquillar y secarlos con tissue con alcohol.