En esta edición de Altoparlante, conversamos con el bajista de Future Islands, William Cashion; una mirada a la fama de Cardi B, y más.

Por Raúl Cachay A.

Bailar con el corazón

Conversamos con William Cashion, bajista de Future Islands, el trío estadounidense que ofrecerá un esperadísimo concierto en Lima este 7 de mayo.

Brixton night #1 … 📸 by @wearingcapes

A post shared by Future Islands (@futureislands) on

“Siempre nos sentiremos más cómodos tocando en lugares más chicos y cerrados, como lo haremos allá en Lima, que haciéndolo para grandes multitudes en los festivales de música”, dice a través del teléfono William Cashion, bajista del trío estadounidense de synth pop Future Islands, que este 7 de mayo ofrecerá en el Centro de Convenciones Barranco su muy anticipado primer concierto en territorio peruano (las entradas se encuentran a la venta en joinnus.com).

Live on air with @marialadelradio on @reactor105 in Mexico City!!!

A post shared by Future Islands (@futureislands) on

Cashion, quien asegura sentirse muy emocionado por visitar por primera vez el Perú por diversas razones –su novia, dice, “no deja de hablar de tu país y se muere de ganas de conocer Machu Picchu” y, además, es fanático de la legendaria agrupación local El Polen, de la que se ha propuesto conseguir sus discos en Lima, sin dejar de lado su afición por nuestra gastronomía, especialmente el “peruvian chicken”–, está convencido de que la presencia de un baterista de carne y hueso, Mike Lowry, tanto en las grabaciones como en la gira de promoción de su más reciente álbum, The Far Field, editado el año pasado, le ha dado una nueva dimensión al sonido de la banda, que antes solía recurrir a baterías pregrabadas y percusiones electrónicas. “Creo que la batería da la sensación de que el disco fue grabado en vivo”, añade.

Los Future Islands, responsables de Seasons, la mejor canción de 2014 según Pitchfork, NME y The Village Voice, y de una de las presentaciones en vivo más recordadas en la historia del programa de David Letterman (búsquenla en YouTube), brindarán en Lima el que será uno de los conciertos más intensos y emocionantes de 2018. Prepárense para comprobarlo.

1. La nueva reina:

Lil Kim. Foxy Brown. Missy Elliott. ¡Lauryn Hill! Aunque muchos ya imaginábamos un debut triunfal para la rapera de ascendencia dominicana Cardi B, lo que viene ocurriendo con Invasion of Privacy está superando todas las expectativas, y no sería exagerado afirmar que este lanzamiento le garantiza ya un lugar en el panteón reservado a las artistas más importantes en la historia del hip hop, como las mencionadas al inicio.

https://www.instagram.com/p/BiOmuE9BQOO/?hl=es-la&taken-by=iamcardib

Cardi B, quien empezó su carrera como bailarina exótica e integrante del reality Love & Hip Hop: New York, ha querido “poner toda la carne en el asador”, como dirían los argentinos, en su ópera prima, que no solo incluye su megahit del año pasado, Bodack Yellow, que terminó encabezando muchas listas de los mejores sencillos de 2017, sino también colaboraciones con una auténtica constelación de estrellas del hip hop, el R&B e incluso el trap y el reguetón contemporáneos, como Chance The Rapper, SZA, Kehlani y J Balvin. El resultado es un álbum incendiario e irresistible: pongámonos de pie ante la nueva e incuestionable soberana del hip hop.

2. Sueño estéreo:

Entre la contemplación etérea y la catarsis afectiva, la música del dúo originario de Baltimore Wye Oak es perfecta para acompañar las oscilaciones introspectivas de cualquier melómano adulto urgido de contención.

En su más reciente lanzamiento, The Louder I Call The Faster It Runs, el sexto de su discografía, Jenn Wasner y Andy Stack entregan un fastuoso despliegue de sus inquietudes, con un repertorio que transita de la euforia pop (The Instrument, Over and Over) al desgarramiento emocional (Lifer, I Know It’s Real) con absoluta naturalidad. Este es el mejor disco de una trayectoria de por sí ejemplar. Y, quizás no haga falta agregarlo, uno de los lanzamientos más interesantes en lo que va de 2018.

3. Baladas en blanco y rojo:

Basta hacer un apurado recorrido por el dial de la frecuencia modulada local para entender de inmediato que los peruanos sienten un afecto especial por el subgénero musical de la balada romántica. Pero en ese abigarrado mundo, son muy pocas las voces peruanas que han logrado destacar entre la abrumadora competencia foránea, y son incluso menos los cantautores que han conseguido filtrar su composiciones en las listas de éxitos.

Un referente inmediato es, claro, el ubicuo Gian Marco, quien supo ganarse los favores de los auditorios extranjeros como intérprete y como autor. Johnny Lau, ganador del programa La Voz Perú, se ha propuesto seguir el mismo camino del responsable de éxitos tan populares como “Se me olvidó” y “Te mentiría”. Y todo indica que está dando los pasos correctos para lograrlo: además de lanzar un primer álbum homónimo repleto de hits potenciales, su talento como compositor ya está llamando la atención de cantantes y productores de México y otros países de la región. Tiene todos los recursos para convertirse, él mismo, en una estrella de la canción romántica en nuestro idioma.