La banda australiana se presentará por segunda vez en nuestro país el próximo jueves 23 en la Sala Raimondi de Barranco. Conversamos con uno de sus miembros, Ben Browning, sobre la ya larga carrera de Cut Copy, y cómo muchas bandas querrán imitarlos, pero ellos seguirán siendo únicos.

Por Nayo Aragón

Ben Browning, bajista de Cut Copy, nos contestó al teléfono desde San Francisco. Tenía programado viajar hacia Sudamérica unos pocos días después de la entrevista. La idea era juntarse con los demás miembros de su banda (el guitarrista Tim Hoey quien también vive en EE.UU, el vocalista Dan Whitford quien tiene residencia en Europa y el percusionista Mitchell Scott, quien permaneció en su natal Australia) y empezar la pequeña gira que tienen programada por nuestra región.

Motivados por la distancia que los separa, Cut Copy decidió trabajar en el que sería su quinto disco, ‘Haiku From Zero’ (2017), a larga distancia. Fueron ensamblando las canciones enviándose archivos por internet. Solo en la etapa final del proceso se juntaron con el productor Ben Allen en su estudio en Atlanta, Georgia, para rematar el producto. Es con este trabajo bajo el brazo que la banda se presentará en Lima por segunda vez, después del 2014, este jueves 23 en la Sala Raimondi de Barranco. Conversamos con Ben en torno a esta visita.

Te uniste a Cut Copy para su tercer disco ‘Zonoscope’ (2011). ¿Cómo así te invitaron?

Ya venía tocando como músico de gira para la banda desde ‘In Ghost Colours’ (2008) pero para ‘Zonoscope’ me invitaron a ser miembro oficial de Cut Copy. Yo vivía en Melbourne, y todos nos conocíamos a todos. Estuve entrando y saliendo de varias bandas dentro de esa escena por un tiempo. Habían bandas de rock, o electrónica, o indie, y todos andaban con todos. No habían muchas divisiones. A Dan lo conocí porque un amigo de la universidad vivía con él en ese entonces y yo solía visitarlo. Con el tiempo, dentro de esa escena, lo fui conociendo mejor.

¿Qué impresión tenías de la banda cuando no eras parte de ella?

Lea también:  Netflix: 5 películas para celebrar el Día del Niño

Era un fan. Pensaba que era una banda muy interesante, que había algo único sobre ellos cuando recién salieron. Ese tipo de mezcla entre electrónica, disco, e indie. No era algo que se había explorado mucho en ese entonces. La gente comparaba a Cut Copy bastante con New Order, pero a mí me parecía que había algo más. Tenían algo de influencia de la electrónica francesa, también. Como un sabor más moderno, no eran solo retro. Yo era más del indie rock, pero siempre me gustó Kraftwerk y Daft Punk y ese tipo música. Así que entendía lo que estaban tratando de hacer. Ahora probablemente haya un millón de bandas que suenen como Cut Copy, pero en ese momento no. Así que era una banda emocionante, y era genial conocerlos porque estaban haciendo algo único.

¿Qué tiene de especial ‘Haiku From Zero’ con respecto a los anteriores?

Nuestros otros discos los hicimos en Melbourne tomando cualquier estudio que estaba cerca por un par de horas y luego nos íbamos a tomar un café o algo. Nos distraíamos mucho. Pero para grabar este estuvimos más concentrados, y nos tomamos más tiempo en un estudio de grabación de verdad asegurándonos que cada pequeño sonido quede bien. Yo lo siento como en el que le pusimos más ganas a la producción todos. Lo siento, también, como un trabajo más ‘orgánico’ que algo como ‘Free Your Mind’ (su disco anterior). Este tiene más guitarras, más instrumentos en vivo. Se siente más como el sonido de una banda.

¿Qué valor agregado les dio trabajar con un productor por primera vez?

Lea también:  Altoparlante: el regreso de Descendents y lo nuevo de Elza Soares

En todos los discos Dan (Whitford, cantante y líder de Cut Copy) se involucra mucho con la producción, pero en este trabajamos muy cercanamente con el productor Ben Allen y probamos muchas cosas. Es bueno tener disponible un set de ideas distinto al de la banda. No siempre estábamos de acuerdo en todo, pero habían más ideas dando vueltas en el proceso. E incluímos detalles que tal vez a nosotros no se nos hubieran ocurrido. Además, tener un productor que está dispuesto a escuchar a todos los miembros de una banda vuelve el proceso más democrático.

¿Qué música estaban escuchando mientras grababan el disco?

De todo. Esta vez no tratamos de sonar a alguna época específica. En discos anteriores tal vez sí fuimos con esa idea. De ‘In Ghost Colours’ se dice, por ejemplo, que tiene mucho de ELO (Electric Light Orchestra) y New Order

Pero en este último, si hay algo, diría que la primera época de Talking Heads fue un punto de referencia potencial en algunas canciones. Pero aparte de eso solo tratábamos de hacer lo nuestro, y que las canciones sonaran bien por sí mismas.

Es curioso que digas esto, pues mientras escuchaba ‘Haiku From Zero’ sentía que había una estructura más pop que en sus discos anteriores. ¿Esto pasó intencionalmente?

Tal vez en cuanto a estructura no íbamos a volver a hacer las canciones largas pensadas en la pista de baile de nuestras épocas anteriores. Intentamos más bien ser más concisos e inmediatos. Pero creo que, a pesar de ello, la música ‘dance’ siempre va a estar en Cut Copy. Y no me sorprendería que lo próximo que hagamos se vaya más por ese otro lado. Pero prefiero no adelantarme porque aún no hemos tocado una sola nota.

‘Zonoscope’ me parece su mejor disco. El más sólido y el que fluye mejor. ¿Qué estaban escuchando o de qué fuentes se inspiraban mientras lo producían?

Lea también:  Arte en Lima: 4 exposiciones que puedes visitar este fin de semana

Creo que cuando empezamos le pusimos mucho énfasis a las percusiones. Los chicos ya habían empezado a grabar percusiones en ‘In Ghost Colours’ y Dan se había emocionado bastante con el resultado. Entonces para ‘Zonoscope’ querían añadir congas, timbales, tablas y otros instrumentos de percusión muy raros en donde se pudiera para añadirles otro sabor. Y esas grabaciones se volvieron la base de varias canciones. Y a todos nos gusta escuchar música inspirada por la tradición africana como el ‘afrobeat’, pero también hubo una inspiración del disco ‘Tusk’ de Fleetwood Mac, y en la parte bailable de toda la escena ‘acid house’ de Detroit.

Y sobre el show que traerán a Lima, ¿nos pueden adelantar algo?

Sí, será un ‘set’ con canciones de todos nuestros discos. Las favoritas de todos de Cut Copy. Pero cada vez se está haciendo más difícil quedar en un ‘set’ porque cada vez tenemos más canciones. Recuerdo cuando acababa de entrar a la banda y la preocupación era tener las suficientes canciones para llenar una hora. A veces era difícil, pero ahora la complicación es qué dejar atrás. Pero sí, tocaremos un poco de todo.