Un mundo opresivo es un espacio que refugia a los miedos y al impulso de las pasiones humanas. Cuando la vida se basa en complacer las demandas del cuerpo y no al reposo del alma, aparece el germen de las acciones desencadenantes. Esta la premisa que envuelve a la  novela “Teresa Raquin”de Emile Zola , dirigida por Carlos Mesta, y escenificada por primera vez en el Perú, con un elenco conformado por Lucía Irurita, Cécica Bernasconi, Leonardo Torres Vilar, Carlos Victoria, José Miguel Arbulú y María Pasamar.

Terea Raquin

La novela emblema del naturalismo francés, considerada obscena en 1890, narra la historia de Teresa Raquin, un personaje sumamente complejo, víctima de sus acciones, que se verá envuelto en un matrimonio forzado y  condenado a una existencia monótona, lo que la llevará a encontrar el amor en lo prohibido.

Se trata de un notable análisis del comportamiento humano,  gracias a la complejidad y al desarrollo de los personajes, envueltos en un contexto sumamente representativo de la realidad en aquellos tiempos.

Teresa Raquin

¿Qué hace distinta a esta propuesta? El balance perfecto entre los episodios esclarecedores de la historia y el guiño hacia la actualidad. El director detalla la gran similitud del montaje con un cuadro de Van Gogh. “Esta se desenvuelve en un mundo opresivo pero poético a su vez, en donde los actores se convierten en una ventana, en la que, a través de ellos pasa una historia del siglo XIX a un público contemporáneo. Finalmente, el mensaje o sentido profundo es tratar de entender nuestro inconsciente para no repetir nuestro dolor”, cuenta Mesta.

“Teresa Raquin” va hasta el 23 de mayo, los jueves, viernes, sábados y lunes a las 8:00 p.m. y los domingos a las 7:00 p.m. en el Teatro de Lucía. Las entradas están a la venta en Teleticket y en la misma boletería del teatro.

Lea también:  "Momentos" celebra los 80 años de la Asociación de Artistas Aficionados