La nueva producción de HBO se ha convertido en la serie mejor valorada por los usuarios de IMDb, por encima de “Breaking Bad” y “Los Soprano”. 

Eclipsado por el final de “Game of Thrones”, “Chernobyl” se estrenó el pasado 6 de mayo, a través de la señal de HBO. Aunque en un inicio pasó desapercibida, el boca a boca de los usuarios y las críticas positivas a la ficción han conseguido posicionarla por encima de icónicas series, en la base de datos en línea que recopila información del cine y la televisión. 

Con cuatro de cinco capítulos emitidos hasta el momento, Chernobyl puede presumir del 9,7 de puntuación en IMDb. Un poco más abajo se encuentra “Breaking Bad” con 9,5, “Game of Thrones” con 9,4 y “Los Soprano” con 9,1, dos de las producciones que suelen encabezar las listas de las mejores series de la historia. Pero, ¿a qué debe su éxito? ¿Cuáles son las claves que han catapultado a “Chernobyl” al Olimpo de las series?

Foto: @eaiassistiu

Historia real

Como su propio nombre lo indica, incide en el accidente nuclear ocurrido en la central  Vladimir Ilich Lenin, en abril de 1986. Todos conocen el hecho pero pocos lo que se ocultó. Precisamente es en ese aspecto que ahonda la serie, que destapa las acciones que emprendió el gobierno soviético en su intento por minimizar el desastre.

Con una trama que narra una tragedia humana, sus guiones pudieron haberse dejado arrastrar por el morbo y una extrema sensibilidad, poniendo el foco en las víctimas y en lo mal que lo pasaron, o en los aspectos más escabrosos. Con un accidente nuclear como arranque, hay mucho potencial para ello. Sin embargo, nada más lejos de la realidad.

Lea también:  Presentación del libro “Julio Ramón Ribeyro. Dibujos y notas -1978-1992-” en Hotel B

La sobriedad está presente en cada plano. Se cuenta impecablemente la historia, sin recurrir al sufrimiento y el dolor. Esas partes de la trama, que las hay, se abordan desde el terror. “Chernobyl” está plagada de escenas que parecen sacadas de una cinta de horror. Que se trate de hechos reales, aumenta esa sensación. La cuidada producción y la banda sonora desbordan ese sentimiento de impotencia y angustia en cada capítulo.

View this post on Instagram

Para detener la propagación de partículas radioactivas al medio ambiente, el gobierno soviético reclutó a 600,000 personas, conocidas como los liquidadores de #Chernobyl. Algunos testimonios dicen que fueron engañados sin saber al cruel destino al que se enfrentarían. Civiles y militares formaron parte de este heroico escuadrón que evitó que los daños de la radiación alcanzaran a aún más personas. En el techo del reactor, durante ciclos de 90 segundos, los liquidadores se convertían en robots humanos que limpiaban materiales radioactivos, una de las funciones más letales para las que no estaban protegidos. Los verdaderos robots asignados para esta difícil tarea, resultaron inservibles debido a los altos niveles de radiación. Esta noche, nuevo episodio de #ChernobylHBO en #HBOLAT.

A post shared by HBO Latinoamérica (@hbolatam) on

Artífices del éxito

Sin “Game of Thrones” haciéndole sombra en su propia casa, “Chernobyl” ha ido in crescendo con el paso de los capítulos. No solo es una producción imperdible por lo que cuenta, sino por cómo lo hace y la cantidad de reflexiones a las que invita. 

Detrás de este proyecto se encuentra su creador, Craig Mazin, conocido por haber firmado los guiones de producciones con aspiraciones mucho más comerciales como algunas de las entregas de la saga “Scary Movie”. Otro de los grandes aciertos de la serie es el reparto: protagonistas cuyos rostros resultan familiares, pero no lo suficiente como para que su fama opaque la historia.

Foto: @shamin.assimi

Eso, más el talento interpretativo de Jared Harris, Emily Watson y Stellan Skarsgård, suma a su favor. Ellos cargan con buena parte del peso dramático. No obstante, no podemos dejar de lado a todos esos otros actores anónimos para el público que dan vida a los numerosos héroes sin nombre que surgieron de aquel accidente.