El pasado 14 de setiembre, el MALI recibió nuevamente a coleccionistas y entusiastas del arte en su tradicional subasta. Esta edición 2019, rompió esquemas.

“Tuvimos una convocatoria nunca antes vista”, asegura Armando Andrade, director del Comité Organizador de la Subasta, que se llevó a cabo en las instalaciones del MALI. “Asistieron casi quinientas personas, más del doble que años anteriores, y adquirieron más del 95% de las obras presentadas”.

La fecha, que empezó con un brunch, reunió setenta lotes de piezas emblemáticas y en diferentes formatos –desde fotografía hasta textiles– de reconocidos artistas de distintas épocas, corrientes y estilos, que lograron dejar sin aliento a más de uno. 

La subasta XXIV fue un éxito absoluto. Se logró vender lotes completos, lo que contribuyó a la recaudación total de 180 mil dólares. Este dinero, de acuerdo a Andrade, será utilizado para la internacionalización del museo. Esto no solo significa crecimiento para el mismo MALI, sino una mayor llegada de nuestra cultura e historia en el extranjero.

Para conocer más sobre una de las citas más importantes dentro del mundo del arte, no te pierdas nuestra próxima edición.