Con los premios otorgados por el Sindicato de Actores de Hollywood, ya tenemos un panorama más certero de lo que podría pasar en esta categoría durante la noche del Oscar.

Por Redacción COSAS

Poco a poco, la mayoría de gremios ligados a la industria del cine van revelando los premios de sus propias asociaciones, lo que nos brinda una certeza mucho mayor sobre lo que nos espera en la entrega de los premios de la Academia. Hay que tener en cuenta que el sindicato de actores (Screen Actors Guild o SAG) es uno de los que posee mayor cantidad de miembros, por lo que las decisiones tomadas aquí tendrán una gran repercusión.

Mejor actor y actriz

A quien le podría sorprender el hecho que Joaquin Phoenix y su interpretación del célebre villano de la DC, Joker, haya tenido tanta repercusión desde el triunfo de la película en el Festival de cine de Venecia. Tener el respaldo del SAG Awards lo pone prácticamente a las puertas de recibir el Oscar. Aunque siempre existe la posibilidad de que ocurra una sorpresa (que ganara Adam Driver de Historia de un matrimonio, por ejemplo), esa chance se diluye cada vez más ante el peso de los reconocimientos que este actor ha cosechado. “Estoy parado aquí sobre los hombros de mi actor favorito, Heath Ledger “, concluyó en su discurso de agradecimiento, no sin antes reconocer el trabajo de todos sus oponentes.

Por su parte, en la categoría femenina, Renée Zellweger sigue marcando la tendencia a su favor por su papel de una exitosa –pero alcoholizada- Judy Garland en Judy. Aunque se trata de una película que en el balance se ve irregular, la interpretación es notable. En esta categoría, también pierde terreno Historia de un matrimonio, ya que el extraordinario rol de Scarlett Johansson podría quedarse con las manos vacías a pesar de haber generado tanta empatía con el público.

Lea también:  Gran noticia para los fanáticos de "Orange Is the New Black"

Sobre los secundarios

A pesar del gran trabajo desplegado por Joe Pesci como un jefe mafioso de modos sutiles y discretos en El irlandés, es Brad Pitt por su interpretación del doble de riesgo Cliff Booth en Había una vez en Hollywood, el que salió victorioso. Aunque no supera el trabajo de su oponente ni es tan notable como lo realizado en su protagónico en Ad Astra (gran ignorada de la temporada), el actor cierra un ciclo de crisis personales con la solidaridad de su gremio. “Tengo que añadir esto a mi perfil de Tinder”, dijo irónicamente Pitt al recibir el premio, pero fue más allá. “Seamos honestos, era un papel difícil, el de un tipo que se droga, se quita la camiseta y no se lleva bien con su mujer. Fue un gran salto, muy grande”. Con un matrimonio fallido con Angelina Jolie y un pasado reciente de problemas con el alcohol, el rubio tuvo una excelente oportunidad de reconciliarse con él mismo.

Del lado femenino, Laura Dern confirmó su buena estrella con Historia de un matrimonio, donde su papel de abogada marcadamente feminista dejó grandes momentos de esa película en la memoria. Ya no quepa duda que se alzará con el reconocimiento de la Academia, teniendo el placer de compartir esa velada con su padre, Bruce Dern, nominado en el ensamble actoral de Había una vez en Hollwyood.

Parasite: De Corea del Sur al mundo

Ha sido un suceso mundial por donde quiera que se ha presentado. La película de Bong Joon Ho ha despertado la conciencia social en torno a la desigualdad y el falso espejo de prosperidad desde el liberalismo económico. Anoche, al llevarse el premio de Ensamble Actoral, confirmó que lo que le aguarda durante la noche del Oscar, puede ser más que el premio a Mejor Película Extranjera. No descartemos en absoluto su chance en Mejor Guión Original y Dirección.  

Lea también:  Las 6 zapatillas más controversiales de la historia

A la luz de estos resultados, el saldo para Netflix de cara al Oscar podría seguir en pierde. ¿Reacción política de Hollywood que parece quebrar algunos de sus preceptos conservadores en pro de defender el Statu Quo de su industria? Desde ya, se nota un muy marcado deseo de postergar a la plataforma, que desde el año pasado con Roma de Alfonso Cuarón, ha marcado una tendencia hacia las plataformas que el futuro no puede negar. Al menos, Robert De Niro tendrá el gusto de llevarse el reconocimiento a la trayectoria de parte de su sindicato, tras haber sido ignorado de las nominaciones por su protagónico en El irlandés, otro de los buques insignias de Netflix.