Pese a las forzosas limitaciones provocadas por la pandemia, la edición número 24 del certamen fílmico más importante del país presentará una selección de películas en competencia sumamente sólida y heterogénea, con varios largometrajes de ficción y documentales sencillamente imprescindibles, como los que compartimos a continuación.

Por Raúl Cachay A.

1. “La restauración”, de Alonso Llosa (Perú)

Una de las revelaciones más gratas del contingente que representará a la cinematografía nacional en el certamen es esta ópera prima de Alonso Llosa, una delirante tragicomedia que explora con agudeza y originalidad tópicos como el llamado ‘boom’ inmobiliario y la decadencia irremisible de cierta aristocracia limeña, con actuaciones realmente notables de Paul Vega, Delfina Paredes y, sobre todo, Attilia Boschetti, en los papeles principales. En la competencia de ficción hay otras dos películas peruanas que han despertado justificadas expectativas: “Samichay, en busca de la felicidad”, de Mauricio Franco Tosso (otra ópera prima) y “Manco Capac”, de Henry Vallejo Torres, el mismo de la celebrada “El Misterio del Kharisiri” (2004).

2. “A Febre”, de Maya Da-Rin (Brasil)

Justino es un nativo que aparenta estar ya perfectamente habituado a los rigores citadinos de Manaos, hasta que una extraña dolencia -y el supuesto acecho de una criatura misteriosa- lo impulsan a buscar una reconexión con sus orígenes. Esta cinta de la brasileña Maya Da-Rin, quien de esta manera debuta en la ficción tras dirigir varios documentales, es un ejercicio de observación que, con gran sutileza, nos enfrenta al amargo contraste entre la voluptuosidad amazónica y el tóxico avance del progreso, todo personificado en un hombre fraguado por el estoicismo y el desarraigo (Regis Myrupu obtuvo el premio al Mejor Actor en el festival de Locarno por su trabajo en esta cinta).

Lea también:  Conversamos con Jonathan Donahue, líder de la mítica banda Mercury Rev

3. “El cuidado de los otros”, de Mariano González (Argentina)

Como casi todos los años, el cine argentino aporta algunos de los filmes más interesantes de las secciones competitivas del festival. Aunque tanto “Las mil y una”, de Clarisa Navas, como “Emilia”, de César Sodero; las otras películas albicelestes que participan en la competencia de ficción, llegan al Festival de Lima precedidas por muy buenos comentarios, nos quedamos con el segundo largometraje de Mariano González (“Los globos”, el primero, estrenado hace cuatro años, recibió el premio FIPRESCI de la crítica internacional en el Festival de Mar del Plata 2016), que aborda una historia en apariencia sencilla -un accidente provocado por el descuido de una niñera y su novio- pero que desencadena un verdadero cataclismo de emociones en la protagonista, interpretada con un temple conmovedor por Sofía Gala Castiglione, quien saltó a la fama inicialmente por su condición de hija de la archifamosa exvedette Moria Casán, pero que hace mucho tiempo se ha consolidado ya como una de las mejores actrices de cine de su país.

4. “Los fantasmas”, de Sebastián Lojo (Guatemala / Argentina)

Koki (Marvin Navas) es un guía turístico y bailarín que seduce hombres maduros en los bares de Ciudad de Guatemala para luego llevarlos al hotel de Carlos (Carlos ‘El Punisher’ Morales), un ex catchascanista, donde inevitablemente serán desprovistos de sus pertenencias. En esta ópera prima de Sebastián Lojo, que se estrenó oficialmente en la última edición del festival de Rotterdam, la sordidez, la violencia y la esperanza se entrelazan continuamente en una parábola urbana que parece seguir la impronta de ciertos autores del llamado “nuevo cine argentino” (Lisandro Alonso, especialmente) y que proyecta al joven realizador guatemalteco como un nuevo talento del cine centroamericano al que conviene seguirle los pasos en el futuro.

Lea también:  ¿Con ganas de ir al cine? 5 películas que puedes ver este fin de semana

5. “Fé e Fúria”, de Marcos Pimentel (Brasil)

La selección de filmes en la sección documental de este año, como casi siempre, es muy competitiva, y entre todas las propuestas presentadas a consideración hemos querido destacar este largometraje de Marcos Pimentel, no tanto por sus valores propiamente cinematográficos (se trata de una cinta de estructura más bien convencional), sino por el tema que aborda, de preocupante actualidad en Brasil y, por extensión, en el resto de la región: cómo las sectas evangélicas están aplastando a las manifestaciones religiosas afrobrasileñas (en el filme se habla de un ‘genocidio cultural’) en las favelas de Río de Janeiro y Belo Horizonte; y cómo su popularidad e influencia se ha multiplicado en años reciente de la mano de la cercanía de los ‘pastores’ con los políticos de extrema derecha y los líderes del crimen organizado.

6. “Lavaperros”, de Carlos Moreno (Colombia)

El responsable de la serie “Escobar, el patrón del mal” y el aclamado largometraje “Perro come perro” (que, entre los múltiples galardones en certámenes internacionales que obtuvo en su momento, fue reconocido como la segunda mejor ópera prima del Festival de Lima en 2008), marca distancia de los grandes capos del narcotráfico para narrar la turbulenta y decadente historia de Don Carlos (Christian Tappan), un traficante venido a menos que subsiste agobiado por las deudas y la paranoia. Se trata de un filme frenético, salpicado de pasajes de violencia gratuita y muchísimo humor negro, que seguramente no tardará en encontrar muchos adeptos entre los cinéfilos locales.

7. “Algunas bestias”, de Jorge Riquelme Serrano (Chile)

De haberse tratado de una edición convencional del festival, esta es la arquetípica película controversial y polarizante de la que seguramente se habría conversado y discutido mucho en los pasillos del Centro Cultural de la Universidad Católica. En su paso previo por otros certámenes internacionales (entre los que se cuenta el de San Sebastián, España, donde recibió el premio Nuevos Directores), el segundo largometraje de Jorge Riquelme cosechó tantos elogios como reproches de parte de la crítica y la prensa especializada. La cinta, protagonizada por los venerables Paulina García y Alfredo Castro, narra las desventuras de la familia más disfuncional en la historia de Chile, cuyos integrantes terminan varados en una diminuta isla a la que llegaron con la idea de estudiar una potencial inversión hotelera. Entre la visceralidad y el efectismo, “Algunas bestias” es una de esas películas que jamás dejarán indiferente al espectador, para bien o para mal.

Lea también:  Coronavirus: la naturaleza se abre paso por las grandes ciudades del mundo

8. Retrospectiva Olivier Assayas (Francia)

A falta de otras secciones o muestras paralelas, el Festival de Cine ha programado tres de los filmes más celebrados del invitado estelar de la edición “en casa” de este año, el francés Olivier Assayas, quien además ofrecerá una imperdible clase maestra virtual este sábado 22 de agosto a las 11 a.m. Las películas seleccionadas son “Irma Vep”, de 1996, protagonizada por la actriz Maggie Cheung (interpretándose a sí misma); “Las horas del verano” (“L’Heure d’été”, 2008), que ocupó el noveno lugar en la lista de “las mejores películas en lo que va del siglo XXI” que elaboró el “New York Times” en 2017; y “Después de mayo” (“Après mai”, 2012), que le valió a Assayas el trofeo al mejor guion en la edición 69 del Festival Internacional de Cine de Venecia. A disfrutar.

Olivier Assayas Festival de Cine de Lima

Entradas disponibles en www.ccpucpencasa.com