José Luis Carranza terminó de pintar “Catedral” poco antes de iniciar su exposición. Lo hizo en su taller ubicado en Barranco, y le tomó aproximadamente un año y medio terminar lo que ahora son quince obras al óleo de gran tamaño. Y es que para él, crear no es algo mecánico sino todo lo contrario; se trata de un proceso que desde la concepción, se ramifica, y por su naturaleza, es necesariamente espontáneo. La musa no toca la puerta todos los días e incluso, el proceso se vuelve más trabajoso cuando se utilizan veladuras y transparencias. Pero esta no es la primera vez que expone en la galería Enlace. En 2011 también lo hizo con “El reflejo de la muerte”.

Resurrección Jose Luis Carranza

“Catedral” es una serie de pinturas que reinterpretan la iconografía religiosa, dotándola de características que la convierte en terrenal. Son la carne viva, roja y llena de curvas que sumadas a las tramas del lienzo, provocan la sensación de óbito. Para Carranza, se trata de una obsesión que desemboca en un final trágico, y que también impregnó en su “Retorno a la isla de Citera” (2013). Los personajes finitos, con sus cabezas en dirección al cielo, son imperfectos y piadosos, con ojos abiertos aunque ciegos. Y no hay vacíos: todo está lleno de colores encarnados, bichos y alimañas, simbología de las problemáticas modernas, que quizás Carranza quiere combinar y agregar a una tradición decadente. “Simplemente quiero convertir toda esta ausencia de fe en una celebración de la carne, hacer que los tejidos se escurran por las pieles como cera derretida y vitrificar las miradas en una búsqueda inútil del paraíso prometido”, comenta el artista.

La asunción Jose Luis Carranza

“Catedral”, para Manuel Munive Maco, su curador, es una herejía de los textos sagrados que parte como respuesta al afán evangelizador –o conquistador- y que se hace tan necesaria en tiempos en los que la imaginación y fantasía se han perdido. Es la rebeldía de Carranza, que toma de lo clásico y barroco, que pretende encontrar el contenido puro y guardado de la pintura para construirse una especie de capilla personal en donde para avanzar, es preciso retroceder.


Lo que debes saber

“Catedral” está de lunes a sábado de 11 a.m. hasta las 8 p.m., en la galería Enlace – Arte Contemporáneo (Av. Camino Real 1123 San Isidro), y sólo hasta el 23 de enero. La entrada es libre.

José Luis Carranza (Lima, 1981) es egresado de La Escuela Nacional Superior Autónoma de Bellas Artes del Perú (2006), con la especialidad de formación académica como artista en las especialidades de pintura y dibujo. La presente es su treceava exposición individual, cuenta con numerosas muestras colectivas e importantes premios como: Medalla de oro en la especialidad de Pintura de la Escuela Nacional Superior Autónoma del Perú (2006) y el Primer lugar en el concurso Pasaporte para un Artista (2009), premio ofrecido por la Embajada del Gobierno Francés en el Perú.