La película no se estrenará hasta el próximo año, pero si el interés que las imágenes de Natalie Portman como Jackie Kennedy en Jackie, el nuevo filme del director chileno Pablo Larraín, son un indicio, es muy probable que estemos frente a un verdadero hit. En las fotografías de la producción, la actriz aparece compuesta, bellísima y fabulosamente chic en un salón de la Casa Blanca, revelando en sus ojos decisión y, al mismo tiempo, algo de temor.

Según el sitio especializado Indie Wire, Amazon, Netflix y otros importantes distribuidores ya comenzaron una feroz competencia para adquirir los derechos de la cinta luego de ver una sinopsis de apenas siete minutos durante el reciente Festival de Cannes. Coprotagonizada por Peter Sarsgaard como Robert F. Kennedy y Greta Gerwig como una funcionaria de la mansión presidencial, Jackie se concentra en los cuatro días que rodearon el asesinato de John F. Kennedy en noviembre de 1963.

Según señaló Larraín en una entrevista con el sitio Deadline, Jackie representa, para él, la oportunidad de filmar en inglés y escapar de la categoría “arty” que a menudo acarrean las películas independientes y extranjeras en Estados Unidos. “¿Por qué debemos llevar ese sello todo el tiempo? Solo por el hecho de que una película tenga subtítulos y no esté en su idioma original no significa que deban ponernos en ese cajón”, alegó el director. Luego agregó que aún no podía entregar detalles sobre Jackie, pero que podía asegurar que, al igual que su muy aplaudida Neruda, no sería una biopic tradicional. “El cine se trata de crear un accidente, y ese accidente sucede de un modo que no controlo ni quiero controlar. Me fascina la idea de que en algún momento entenderemos qué estamos haciendo. Estoy en ese punto. Tengo un sentido de hacia dónde vamos (con la película), pero el placer de sentarse en la sala de edición es algo que estoy anticipando con mucha alegría. No sé exactamente dónde está el filme, pero puedo decir con seguridad que no es una biografía clásica”.

Natalie Portman, según informó “The Guardian” en su momento, aceptó el rol después de quedar encantada con El club, la película de Larraín que ganó el Oso de Plata en Berlín y que cuenta la historia de un grupo de sacerdotes aislados en una casa de playa luego de décadas cometiendo abusos. Para la actriz, es un rol importante, no solo por la trascendencia y la fama de su personaje, sino porque la reúne nuevamente con Darren Aronofsky, quien la dirigió en Black Swan –el filme por el que la estrella obtuvo el Oscar a Mejor Actriz– y que ahora es uno de los productores de Jackie.

rougedior_2016_web

La filmación no ha hecho que Natalie abandone sus otras obligaciones, incluidas las familiares –la actriz está casada con el bailarín y coreógrafo francés Benjamin Millepied, y tiene un hijo–, sus numerosas causas sociales y políticas, ni sus contratos publicitarios, como el que mantiene desde hace un tiempo con Dior para sus productos de belleza.

Considerada una de las mujeres más hermosas del mundo, Natalie aparece deslumbrante en la nueva campaña para Rouge Dior 2016, con sus famosos pómulos y ojos oscuros muy destacados, y con sus labios en un intenso tono rojo.

Según ha dicho, su dieta vegana es fundamental en el cuidado de su piel, la que hidrata, además, tomando mucha agua durante el día. “Si consumo lácteos, mi piel se quiebra de inmediato. Toda la pastelería usa mantequilla, así que ni siquiera como un croissant”, confesó hace poco, y agregó que esto último, viviendo en París, no se le hacía nada fácil.

Por Manuel Santelices

Encuentra más notas como esta en Cosas MODA 21, ya a la venta.