A sus 18 años, Antonella Masini divide su tiempo en practicar artes marciales, construir viviendas de emergencia en Techo, tocar la flauta traversa, enseñar matemáticas a niños, ir al cine con amigos y más. Por si fuera poco, tiene tiempo para estudiar y lograr ser admitida en tres prestigiosas universidades de Estados Unidos: Michigan, Stanford y Massachussets Institute of Technology, más conocido como MIT. Ella ha elegido ir a MIT, donde estudiará Física y, probablemente, también Ingeniería Electrónica.

A su corta edad, Antonella ya conoció a Mark Zuckerberg, fundador de Facebook. Ella y otros trece ganadores de un concurso estuvieron invitados a su casa. Foto: André Agurto.

“He tenido que privarme de ciertas cosas y horas de sueño”, admite. “Pero no lo veía como un sacrificio, sino como algo que me iba a ayudar en el futuro”, agrega.

Ese futuro del que Antonella habla ya está cerca. En setiembre empezará a escribirlo con el inicio de clases en su nuevo centro de estudios, el mismo que ha visto salir de sus aulas a personalidades como Kofi Annan (ex secretario de las Naciones Unidas), Salman Khan (fundador de la Academia Khan), Amar Bose (creador de Bose) o Bill Hewlett (de la empresa Hewlett-Packard).

Con los estudiantes internacionales que fueron admitidos a MIT.

El inicio

La historia de Antonella aparece en los medios el año pasado, cuando ganó un concurso, Breakthrough Prize, cuyo premio consistía en una beca de US$ 250,000. El certamen era organizado por el cofundador de Google, Sergey Brin, y el fundador de Facebook, Mark Zuckerberg. Se trataba de explicar con un video un concepto de física, matemática o biología.

Lea también:  ¡Walter White regresa! ¿Qué sabemos de Breaking Bad, la película?

Desde chiquita me gustaba preguntar muchas cosas, sobre todo de ciencia”, expresa Masini. “Sin embargo, cuando me preguntaban qué quería ser de grande, no tenía idea”. Eso comenzó a cambiar en la secundaria, con un creciente interés en cursos como química, matemática y física.

Con el actor Vin Diesel en la premiación del Breakthrough Prize

Hoy la tiene clara. “Me gustaría ser como Marie Curie”, expresa. Se refiere a la científica polaca, pionera en el campo de la radioactividad y ganadora de dos premios Nobel en Física y Química.

Mientras el momento de reafirmar su talento llega, la “joven promesa de la ciencia”, como la han llamado, pasa sus días dibujando, haciendo obras sociales, saliendo con amigos, aprendiendo a tocar nuevos instrumentos y, por supuesto, estudiando.  

Por André Agurto