Tiene un Globo de Oro, tres nominaciones a los premios Oscar, dos a los Razzie (que reconocen lo peor del cine) y una denuncia por agresión física. Con un historial así es sencillo comprender que Johnny Depp despierte pasiones positivas o negativas. Por eso, al repasar su filmografía, resulta tentador y casi inevitable detenerse a reconocer no solo lo bueno sino también aquello desafortunado (por decir lo menos). A continuación encuentra los seis mejores papeles, y también los seis peores, del actor que quería ser una estrella de rock.

LO MEJOR

6. Jack Sparrow, en la saga de Piratas del Caribe

Cuando Johnny Depp era un joven veinteañero, no quería ser actor. Con lo que soñaba era con ser una estrella de rock. Quizás por eso, a la hora de construir a uno de sus personajes más icónicos, se basó en uno de sus héroes: Keith Richards, el legendario guitarrista de los Rolling Stones. El resultado fue un inconfundible y carismático pirata, al que también le agregó un poco de Pepe Le Pew (sí, la caricatura), que le hizo merecedor de su primera nominación a los premios Oscar.

5. James Matthew Barry, en Finding Neverland

Después de interpretar a un personaje locuaz y extravagante, Depp se metió en la piel del creador del universo de Peter Pan. En un trabajo mucho más dulce y sutil, el actor nos ayuda a entender que sucedió en la vida del escritor británico para, en efecto, terminar encontrando el País de Nunca Jamás.

4. William Blake, en Dead Man

Es una de las películas menos reconocidas en su filmografía, y también una de las mejores. En este filme de Jim Jarmusch (el mismo de Paterson y Only Lovers Left Alive), Depp se convierte en un hombre que debe huir de unos asesinos a sueldo luego de que matara, sin intención alguna, al dueño de una compañía. Otro detalle de esta rareza, además su actuación: toda la historia está grabada en blanco y negro.

Lea también:  Altoparlante: el último adiós al 2015

Bonus track: Rango, en Rango

Hace ya un tiempo los trabajos de doblaje son más que solo “ponerle la voz” a un personaje. Por eso, hay veces en que, aunque el actor en cuestión no salga en pantalla, su desempeño puede ser totalmente reconocido e incluso premiado. Una muestra de esto, por ejemplo, es que Scarlett Johansson se llevó el premio a Mejor Actriz del Roma Film Festival por su trabajo en Her. En esta línea, Rango es el trabajo en el que, sin mostrar su rostro, Depp supo obtener muy buenas críticas al hacerse cargo del papel principal de la película: un simpático camaleón.