Hace siete décadas, un joven diseñador mostró al mundo una colección que ponía punto final a la austeridad, dando un giro importante al vestuario femenino. Su nombre era Christian Dior. Hoy, una gran exhibición en el Museo de las Artes Decorativas de París rinde homenaje a su incalculable legado.

Por Carmen Martín / Agencia EFE

peruanas

Vista de la entrada a la exposición “Christian Dior, couturier du rêve”, en el museo de las Artes Decorativas de París. Permanecerá abierta al público hasta el 24 de setiembre.

La firma Christian Dior celebra su 70 aniversario en París con una exposición que rinde un deslumbrante homenaje al maestro fundador (Granville, Francia 1905 – Montecatini, Italia, 1957). Monumental como el alma del diseñador que la inspiró, la muestra, que estará abierta hasta el 24 de setiembre, inunda el Museo de las Artes Decorativas de París con 300 modelos de alta costura y decenas de documentos, cuadros, videos, esculturas, cartas, dibujos y fotografías relacionados con ese hijo de normandos cuya primera profesión fue la de galerista.

Se trata de una muestra en la que el pilar fundamental es la primera colección de Christian Dior, “Corolle”, que vio la luz en febrero de 1947, un trabajo que fue bautizado como “New Look”, después de que la periodista Carmel Snow, de la revista estadounidense “Harper’s Bazaar”, exclamara tras ver el desfile: “Dear Christian, your dresses have such a new look!” (“Querido Christian, ¡sus vestidos tienen un estilo tan nuevo!”). De esta manera surgió el afamado y profusamente copiado “New Look”, un estilo que impone volumen en la falda y líneas ajustadas en el busto, y que enterró la austera estética de la posguerra. El patrón de esta nueva estética de Christian Dior apostaba por hombros redondeados, pecho alto y sobresaliente, cintura entalladísima y voluminosas faldas en forma de corola hasta la media pierna, que requieren una inusual abundancia de materia prima.

peruanas

Algunas de las creaciones expuestas como parte de la exposición “Christian Dior, couturier du rêve”, que cuenta con diseños del fundador de la casa y de los seis modistos que le sucedieron.

En poco tiempo, la firma se convirtió en una de las más cotizadas del mundo, tanto que célebres aristócratas, como la princesa Soraya de Irán, la princesa Margaret de Inglaterra o la duquesa de Windsor, adoraban sus diseños. Y no solo tenía fans entre las figuras de la monarquía: millonarias, mujeres de políticos y políticas como Eva Perón, así como actrices de Hollywood –como Marlene Dietrich, Rita Hayworth o Ava Gardner–, sencillamente idolatraban a este diseñador de modas que también manifestó un gran interés por la arquitectura, el arte, la música y la poesía.

Lea también:  Victoria Santa Cruz: con este meneo no hay quien me queme

Un autodidacta

Sin otro aprendizaje que la intuición y sin otro método que la necesidad, a los 41 años Dior convertía la creación de vestidos de alta costura en su razón de ser. Se instaló en el número 30 de la avenida Montaigne, en el triángulo de oro de la capital francesa, allí donde todavía hoy la firma tiene su cuartel general, en un palacete construido en 1868 por el conde Walewski, hijo natural de Napoleón I.

Con el deseo de volver al estilo del gran lujo de la costura francesa, fundó una casa pequeña, muy cerrada, con pocos talleres, donde quiso trabajar según las tradiciones de la mejor costura. Más allá del “New Look”, Dior comprendió que venían nuevos tiempos y se preparó para vestir a la mujer de la segunda mitad del siglo XX, para la que creó una silueta filiforme y también la Línea H, definitivamente ‘desencorsetada’ y liberadora.

peruanas

Tras la muerte de Christian Dior, muchas otras luminarias de la moda han continuado su labor creativa al frente de la firma que lleva su nombre. Entre ellos, Yves Saint Laurent, Marc Bohan, Gianfranco Ferré, John Galliano y Maria Grazia Chiuri, la primera mujer en asumir el cargo de directora creativa de la marca.

Toda su obra y su legado están presentes en la exposición que muestra los 70 años de costura de esta mítica casa francesa. En la exhibición se puede apreciar un calendario que resume los grandes momentos de su vida y la posteridad de su firma. La primera sala recuerda también que, antes de dedicarse al arte y de hacerse modisto por casualidad gracias a sus dibujos e ilustraciones, el joven Dior estudió Ciencias Políticas.

Lea también:  Video: para esto se reunió el elenco original de Will and Grace

Este espacio incluye un primer retrato del maestro y una de sus primeras obras, un entallado “vestido de tarde hecho con lana roja plisada rojo ‘satán’”, bautizado “Diablesse”, muy ceñido en la cintura antes de abrirse en una amplia falda de corte piramidal. El modelo es ya un perfecto ejemplo del “New Look” que dos años después de la II Guerra Mundial hizo famoso a Dior desde su primera colección, presentada el 12 de febrero de 1947 en los salones del ya mítico número 30 de la avenida Montaigne.

peruanas

El New Look de Christian Dior nació con su primera colección, en febrero de 1947.

Desde allí, siguieron irradiando su espíritu otros gigantes de la moda, encabezados por Yves Saint Laurent, quien en 1957 tomó las riendas de la casa tras la inesperada muerte del fundador. Marc Bohan, Gianfranco Ferré, John Galliano, Raf Simons y ahora Maria Grazia Chiuri siguieron sus pasos.

En otros espacios de la muestra se descubre cómo el artista tradujo en moda su infinita curiosidad y amplio bagaje cultural: y cómo sus sucesores retomaron sus hallazgos y fuentes de inspiración, de Egipto y la China imperial al arte africano o la España del siglo XVII, en el intento de continuar la senda abierta por él.