El fotógrafo Mario Testino se une a la casa de subastas Sotheby’s para colocar en tres pujas (dos convencionales y una virtual) parte de su colección de arte. Lo recaudado será destino a el Museo MATE.

Mario Testino no solo posee un gusto exquisito a la hora de fotografiar. También lo tiene cuando se trata de comprar arte. El artista subastará su amplia colección, que ha reunido a lo largo de los últimos 30 años, en beneficio del Museo MATE.

“Coleccionar ha sido un viaje maravilloso”, ha expresado Testino en un video publicado por Sotheby’s, la casa de subastas a través de la cual se realizará la operación. Esta se divide en tres partes: dos pujas convencionales en Londres, los días 13 y 14 de setiembre, y una virtual, que va desde el 1 al 15 de setiembre.

“Blue Sauna” de la artista Adriana Varejão es una de las piezas que se subastará. Su estimación está entre los US$ 519 y 779,000.

A la muestra y subasta Testino la ha bautizado como Shake it up (“Sacúdelo”). Según el autor, hay momentos en la vida en que debes hacer grandes cambios. “Dejar que las cosas se vayan, dejar que nuevas cosas aparezcan, que cumplan nuevos roles”, explica.

Untitled (Girlfriend), de Richard Prince, está valorizada entre los US$ 324,000 y 454, 000

Son un total de 300 obras de arte, entre las que se subastarán online y las que serán exhibidas los días previos, del 8 al 13 del mismo mes. “He aprendido a nutrirme de otros mundos que no pertenecen al mundo de la moda”, afirma el fotógrafo. Entre las piezas que se subastarán hay trabajos de Cindy Sherman, Douglas Gordon, Andrés Serrano y Richard Prince.

“Parched”, de Marilyn Minter. Precio estimado de subasta: entre US$ 12, 000 y US$20,000.

Las obras van desde los US$ 10,000 hasta el millón de dólares. Lo recaudado será destinado al Museo Mate. “Vendiendo estas piezas de arte tal vez voy a poder ayudar a mucha más gente, dándoles la oportunidad de aprender, mostrar o exponer algo nuevo. A la vez, estaré ayudando al Perú a integrarse al Perú al circuito artístico”, afirma el artista.

Lea también:  Whitney es esa luz sobre el lago