Christian Bendayán ha reunido en esta ambiciosa publicación a un heterogéneo grupo de veintitrés artistas de diferentes generaciones y disciplinas, que coinciden en haberse servido de los colores, temperamentos y leyendas de la selva amazónica peruana como fuente de inspiración.

Inagotable e inmensa, la selva amazónica peruana ha inspirado, y también ha servido como hogar y refugio creativo, a innumerables artistas de todas las tendencias y generaciones. Uno de ellos, por supuesto, es el pintor –y entusiasta divulgador de todo lo que concierne a la siempre proteica y fascinante cultura popular de nuestra selva– Christian Bendayán, quien en Amazonistas, una flamante y ambiciosa publicación que contó con el apoyo del Ministerio de Cultura, reúne la obra y el testimonio personal –siempre en primera persona– de veintitrés artistas, entre locales y foráneos, de diferentes disciplinas y procedencias.

Portada de “Amazonistas”, el magnífico libro editado por Christian Bendayán que ya se encuentra disponible en librerías.

“‘Amazonistas’ presenta los testimonios y reflexiones de artistas de diversos orígenes, que piensan desde la Amazonía, pero construyen lazos hacia sus propias perspectivas y experiencias, desafiando los estereotipos impuestos a esta región, multiplicando los procesos de creación artística y extirpando prejuicios que disgregan el arte según su origen”, escribe el propio Bendayán en el texto introductorio del libro.

Obra de la artista ayacuchana Graciela Arias. Forma parte de la serie “Hacedor de sueños” (2014).

Entre los artistas antologados por Bendayán, cabe mencionar a muchos consagrados, como Armando Williams o Roberto Huarcaya, con otros más bien jóvenes pero de creciente e inobjetable prestigio, como Harry Chávez, Natalia Revilla o Musuk Nolte. En las propuestas de todos ellos, más allá de sus singularidades y búsquedas individuales, se puede sentir, intenso y ruidoso, el llamado de nuestra selva amazónica, un lugar fantástico, pero minuciosamente frágil y en permanente riesgo, que todos los peruanos tenemos el deber de preservar.

“Atlante y Yagé”, de Harry Chávez (2017).