Mujeres y hombres han alzado la voz ante las declaraciones del abogado defensor de los cinco jóvenes acusados de violar a una joven de 21 años durante una fiesta. COSAS se une a la campaña Soy una chica a la que le gusta la vida social, con ánimo de que este terrible suceso sea el inicio de un cambio.

Por Isabel Miró Quesada

Voces de influyentes  mujeres se unen a la campana Soy una chica a la que le gusta la vida social. La protesta virtual se inició luego de la difusión del caso de violación grupal perpetrado en contra de una joven en el distrito de Santiago de Surco. Cosas, cuya línea editorial siempre ha buscado la igualdad de géneros se compromete también en la difusión de este terrible suceso, buscando que todos los ciudadanos peruanos tomemos conciencia, y que se haga justicia, para que paren los cada vez más frecuentes casos de violación, una monstruosa práctica que parece haberse normalizado y ante la cual nos hemos vuelto insensibles. Según El Comercio, solo en este mes se han reportado cuatro casos de violaciones en grupo.

Ante este escenario, es miserable la respuesta de Paul Muñoz, el abogado de uno de los acusados, quien manifestó: “”Hay que investigar, eso lo dirán las diligencia que se tengan que practicar, la señorita es una persona que le gustaba la vida social, no podría decir más“. Patética posición.

Las voces que se unen a Soy una chica a la que le gusta la vida social, en exclusiva para COSAS

Cecilia Valenzuela, directora de Perú 21:

Lo terrible de este ataque grupal, o de “la manada” (como se le ha empezado a llamar a este tipo de asaltos), lo que más duele es la forma cómo reacciona la sociedad. La expresión del abogado de uno de los violadores de que “es una chica que le gusta la vida social” es una frase tan fácilmente de escuchar en la boca de un hombre como de una mujer conservadora en el Perú. Y ahí esta el problema más grande, un mensaje que le dice a los chicos que pueden hacer lo que están haciendo.

Lea también:  Cardi B solicitó el divorcio de su esposo Offset, con quien ha estado casada durante los últimos tres años.

Creo que hay una problema en la genética peruana. Todo lo que esto revela es que está en el fondo de nuestra piel, de nuestra corazón incluso, que la mujeres son una cosa que tiene que tener un comportamiento subordinado. Hasta hace poco el esposo que violaba a su mujer no era penado. Y la misma Iglesia obligaba a la mujer a ‘cumplir con sus deberes maritales’. Eso sigue en la genética y el ADN peruano. No estoy hablando solamente de los hombres, si no, y esto es lo más doloroso, de la mujeres, y esto no debería servir para solo para enojarnos, si no para que esto cambie.

María Murillo, abogada socia del Estudio Murillo y profesora de Derechos Reales en la Universidad de Lima por más de 25 años.

“Es deplorable que a una mujer la hayan violado cinco chicos que han recibido educación, y que supuestamente han tenido comodidades y habrían recibido valores familiares. Lo triste de todo esto, es que vemos el fruto de la descomposición de la sociedad, de tomar todos estos comportamientos de las nuevas corrientes políticamente correctas como normales. Cada día más, vemos mayor grado de alcoholismo, más drogas y más psicopatías que producen conductas que no llegan a distinguir el bien del mal, porque “todo está permitido”. Replanteemos los valores de la sociedad y tratemos de hacer una introspección colectiva.

Esos jóvenes serán castigados definitivamente luego de su juzgamiento. Sin embargo, vemos a la sociedad y a nuestras nuevas generaciones y hagamos esfuerzos para rescatar algunos valores que aún tienen que estar presentes.

No es un tema de ser conservadores o de ser liberales, sino de ser seres humanos respetuosos unos de otros. Son los valores inherentes al ser humano.

Lea también:  Merino no reconoce motivos de las protestas

Las leyes existen, los procesos ya están abiertos. La prisión preventiva dictada. No adelantemos juicios. Ese delito contra una mujer es imperdonable. Sin embargo, asegurémonos que efectivamente, no se generalice el caso. Aseguremos y exijamos un debido proceso que determine responsabilidades individuales. Dejar impunes delitos contra las mujeres atenta contra el estado de derecho y contra derechos ganados por las mujeres, sin embargo, no podemos condenar sin antes juzgar. No garantiza el Estado de derecho y finalmente puede no servir a la causa de los derechos de la mujer. Rigor e imparcialidad son indispensables.”

No más violencia contra las mujeres. Cuidado con los abusos, linchamientos y prejuicios. Existe un estado de derecho. Analicemos causas y restablézcanos valores. Estamos a tiempo.

Carolina Criado, abogada penalista del Estudio Rodríguez Larraín

Lamentable suceso, nos hace ver que como sociedad nos falta mucho por hacer ante la violencia contra la mujer. Lo violación múltiple denunciada por una mujer de 21 años, la cual no solo está sufriendo por el daño ocasionado sino por la condena social. La culpan por tomar, por estar reunida con varios hombres e inclusive señalar que “le gustaba tener una vida social”.

Lo que reflejan dichos comentarios es una sociedad machista, en la cual no hay respeto a la víctima y señalando “cualidades” de la denunciante buscan descalificarla y encontrar una justificación a un hecho deleznable. Es por ello, que muchas víctimas de delitos contra la libertad sexual no denuncian, toda vez que el proceso penal es sumamente tedioso, largo y traumático para la víctima. Hemos visto como muchas mujeres valientes que han decidido denunciar, pasan años luchando en los tribunales, por ello es importante recordar que una justicia que tarda no es justicia.

Lea también:  La discriminación a la comunidad trans durante la cuarentena

Es cierto que todas las personas somos inocentes hasta que se demuestre nuestra responsabilidad, pero en esta clase de delitos, la declaración de la víctima es importantísima y son las autoridades correspondientes quienes deben actuar con celeridad para reunir todo el material probatorio y determinar las responsabilidades penales a la brevedad posible. En el presente caso, la policía actuó rápidamente, detuvo a los presuntos violadores y ahora el Juez determinó prisión preventiva para los denunciados.

Esperemos que en este y en todos los casos se actúe con la mayor celeridad posible, respetando los derechos fundamentales, del debido proceso para las partes y sobre todo en este tipo de delitos teniendo en cuenta la palabra de la mujer, la cual casi nunca ha tenido valor. Tenemos que aprender como sociedad, que la palabra de una mujer vale, no solo en un proceso, sino tiene que valer día a día y su consentimiento es crucial, en todo sentido de la palabra.

Los artistas se unen a la causa

Las declaraciones del abogado Paul Muñoz también generaron indignación en las plataformas de redes sociales. Les compartimos una serie de pronunciamientos de parte de figuras del espectáculo y miles de usuarios.

Anahí de Cárdenas, Lady Guillén y otras figuras de la TV usaron las redes sociales para mostrar su rechazo. Asó se pronunciaron en contra de la violencia sexual hacia las mujeres.

Anahí de Cárdenas

Anahí de Cárdenas: No tengo palabras para expresar lo que siento.

Ezio Oliva

Levanta el dedo si estás a favor de la vida social pero en contra de la violación.

Ezio Oliva: Levanta el dedo si estás a favor de la vida social pero en contra de la violación.

Daniela Sarfati

Daniela Sarfati: Nada justifica una violación

Fiorella Penanno

Fiorella Pennano

Fiorella Pennano: Me pregunto si #PaulMuñoz tiene madre, hijas, sobrinas, amigas, abuelas, compañeras de trabajo. Mujeres a su alrededor a quien pueda mirar a la cara y no sentir vergüenza.

Karina Jordán

Karina Jordán: Basta

Ana María Guiulfo

Roger Loayza

Roger Loayza: CHICA/CHICO/PERSONA

Roger Loayza: CHICA/CHICO/PERSONA