Ni reír fuerte ni asomarse a los balcones. Estos son solo dos de las prohibiciones para las mujeres impuestas por el régimen talibán. 

Por Daniella Bejarano

La Asociación Revolucionaria de Mujeres de Afganistán (RAWA), detalló las prohibiciones a las que estarían expuestas las mujeres, en caso que los talibanes que están tomando el poder en el país del medio oriente, impongan la ley islámica.

Plan escape

Como se recuerda, casi como una operación express, los talibanes, el grupo paramilitar fundamentalista islámico, se apoderó de gran parte del país tras la retirada de las tropas estadounidenses, desatando una crisis humanitaria con miles de personas intentando huir para buscar un futuro mejor.

La principal razón por la que miles de habitantes desean escapar de un régimen talibán sería el regreso de la Sharia, también llamada ley islámica, en su versión más fundamentalista, la cual niega prácticamente todos los derechos a las mujeres.

BANCOS

Lucha por los derechos de las mujeres

RAWA, el grupo feminista fundado en 1977, se ha opuesto a distintos gobiernos de Afganistán en los últimos años con el fin de mantener los derechos de las mujeres en vigor, y es por tal motivo que en esta ocasión han expuesto cuales serían las 29 prohibiciones que pretenden imponer los talibanes, entre los más graves están el no poder salir de sus casas sin estar acompañadas, no asomarse ni a los balcones ni a las ventanas y sobre todo, no tener el derecho a la educación.

29 prohibiciones para las mujeres

  • Completa prohibición del trabajo femenino fuera de sus hogares, que igualmente se aplica a profesoras, ingenieras y demás profesionales. Sólo unas pocas doctoras y enfermeras tienen permitido trabajar en algunos hospitales en Kabul.
  • Completa prohibición de cualquier tipo de actividad de las mujeres fuera de casa a no ser que sea acompañadas de su mahram (parentesco cercano masculino como padre, hermano o marido).
  • Prohibición a las mujeres de cerrar tratos con comerciantes masculinos.
  • Prohibición a las mujeres de ser tratadas por doctores masculinos.
  • Prohibición a las mujeres de estudiar en escuelas, universidades o cualquier otra institución educativa (los talibán han convertido las escuelas para chicas en seminarios religiosos).
  • Requerimiento para las mujeres para llevar un largo velo (burka), que las cubre de la cabeza a los pies.
  • Azotes, palizas y abusos verbales contra las mujeres que no vistan acorde con las reglas talibán o contra las mujeres que no vayan acompañadas de su mahram (su marido y guardián).
  • Azotes en público contra aquellas mujeres que no oculten sus tobillos.
  • Lapidación pública contra las mujeres acusadas de mantener relaciones sexuales fuera del matrimonio (un gran número de amantes son lapidados hasta la muerte bajo esta regla).
  • Prohibición del uso de cosméticos (a muchas mujeres con las uñas pintadas les han sido amputados los dedos).
  • Prohibición de hablar o estrechar las manos a varones que no sean mahram.
  • Prohibición de reír en voz alta (ningún extraño debe oír la voz de una mujer).
  • Se prohíbe a las mujeres llevar zapatos con tacones, que pueden producir sonido al caminar (un varón no puede oír los pasos de una mujer).
  • Prohibición de montar en taxi sin su mahram.
  • Prohibición a las mujeres de tener presencia en la radio, la televisión o reuniones públicas de cualquier tipo.
  • Prohibición de practicar deportes o entrar en cualquier centro o club deportivo.
  • Prohibición a las mujeres de montar en bicicleta o motocicletas.
  • Prohibición a las mujeres de llevar indumentarias de colores vistosos. En términos de los talibanes, se trata de “colores sexualmente atractivos”.
  • Prohibición a las mujeres de reunirse con motivo de festividades como el “Eids”, con propósitos recreativos.
  • Prohibición a las mujeres de lavar ropa en los ríos o plazas públicas.
  • Modificación de toda la nomenclatura de calles y plazas que incluyan la palabra “mujer”. Por ejemplo, el Jardín de las Mujeres se llama ahora Jardín de la Primavera.
  • Prohibición de asomarse a los balcones de sus pisos o casas.
  • Opacidad obligatoria de todas las ventanas, para que las mujeres no puedan ser vistas desde fuera de sus hogares.
  • Prohibición a los sastres de tomar medidas a las mujeres y coser ropa femenina.
  • Se les prohíbe el acceso a los baños públicos.
  • Prohibición a las mujeres y a los hombres de viajar en el mismo autobús. Los autobuses se dividen son “solo para hombres” o “solo para mujeres”.
  • Prohibición de usar pantalones acampanados, aunque se lleven bajo el burka.
  • Prohibición de fotografiar o filmar a mujeres.
  • Prohibición de publicar imágenes de mujeres impresas en revistas y libros, o colgadas en los muros de casas y tiendas.
Lea también:  ¿Por qué él lazo morado evoca la conmemoración del Día de la Mujer?

PRHOHIBICIONES

Suscríbase ahora para obtener 12 ediciones de Cosas y Casas por solo 185 soles. Además de envío a domicilio gratuito y acceso instantáneo gratuito a las ediciones digitales.