En las últimas décadas hemos sido testigos de que la contaminación y los desechos que las personas generan tienen un efecto inmediato en nuestras vidas. En el mundo actual, esta amenaza para la convivencia y la salud nunca se ha tomado en cuenta, y hoy aún nos falta crear conciencia sobre la importancia del cuidado y la protección de nuestro entorno. En esa línea, siempre amerita destacar los esfuerzos.

Por Gabriel Villarán, surfista profesional

Queda claro que las primeras civilizaciones valoraban y rendían tributo a lo más esencial: el agua, la tierra, los cultivos, los animales… Quizás no disponían de los sistemas de reciclaje que tenemos ahora, pero llevaban los valores de la vida por encima de toda la pirámide; sentían esa necesidad, sabían dentro de sí que ese era el legado para las siguientes generaciones.

Es una realidad que esa conexión se ha perdido a gran escala. Hoy en día, las prioridades claramente son otras. Ahora todo gira alrededor del dinero, la explotación de recursos naturales, las producciones masivas, y todo esto simplemente se traduce en desarrollo y progreso a corto plazo, irresponsable y siniestro. Parece que estamos viviendo una película de terror donde hay malos sin escrúpulos y buenos que hacen lo que pueden, pero aún no alcanza.

Las playas más contaminadas son las que se encuentran más cerca de las grandes ciudades del litoral, como Lima o Piura.

Sin embargo, existe un puñado de personas y organizaciones con un nivel de conciencia más activo que el de la mayoría; que todavía llevan en su ADN esos valores naturales que los motivan a crear conciencia en la gente, y ahora conforman un movimiento cuyo objetivo va más allá de limpiar el planeta. Su misión a largo plazo es clara: proteger nuestra tierra y nuestro entorno de una manera efectiva, educando a las personas, una por una. Es lo que necesitamos.

Panorama siniestro

No sabemos cómo acabará esta película. En estos momentos, la situación es crítica; nos vemos afectados a diario y por todos lados debido al gran desarrollo. El cambio climático es un tema tan delicado –por los efectos que produce en la tierra y los océanos–, que motivó la creación de la Organización Mundial del Medio Ambiente, una autoridad política internacional que crea iniciativas medioambientales para proteger el mundo. Así nació una gran esperanza: el Protocolo de Kioto –firmado y avalado por los países líderes del planeta–, que regula ciertas normas y leyes internacionales para que la producción a gran escala de las empresas mundiales sea responsable con el medio ambiente.

El grupo de limpiadores voluntarios encabezado por Gabriel Villarán.

Parecía ser una luz al final del camino, hasta que el presidente más polémico y rechazado de nuestra actual historia –Donald Trump– lo echó por la borda. En el Perú, mientras tanto, contamos con líderes políticos que tampoco prestan atención al tema, continúan viendo como prioridad y objetivo final el hecho de hacer más dinero, de crecer la economía, pero, ¿cómo pretenden vivir con dinero en un lugar insostenible?

En estos instantes vemos cómo las mineras contaminan nuestros Andes, las petroleras derraman petróleo por todo el país, la minería ilegal se come nuestra selva, y las municipalidades botan la basura frente a nosotros. Lo triste es que el problema sigue avanzando: ya no solo se trata del cambio climático y de sus consecuencias a largo plazo, sino que además nuestros alimentos están siendo contaminados. Lamentablemente, si no logramos hacer algo ahora, el resultado será catastrófico.

NO SEAS BASURA – VERANO 2018

Gracias a todos los que participaron este verano de #NOSEASBASURA ♻️♻️♻️ En especial a GoPro Peru por editar los mejores momentos!

Posted by VISSLA on Sunday, March 4, 2018

Luces de esperanza

En el Perú, a partir de instituciones como Life Out Of Plastic (L.O.O.P.), Conservamos por Naturaleza o Hazla por tu Playa nacen campañas como No Seas Basura, liderada por la agencia de branding Fibra y la marca de surf Vissla, que tuvo como iniciativa realizar tres limpiezas este verano en las playas de Los Yuyos, Arica y Pucusana, con el objetivo de educar y generar conciencia en las personas y familias que frecuentan las playas de nuestra capital.

Una de las principales responsables de todo este movimiento es Nadia Balducci, quien fundó L.O.O.P. en 2011. De niña, Nadia experimentó una estrecha relación con el ecosistema que rodea nuestras playas. Guiada por su pasión, años después estudió Biología Marina, carrera que la llevó a investigar más sobre los desechos y la contaminación de los mares. “Después de darme cuenta de la magnitud del problema y conocer sobre los desechos marinos, empecé a leer cómo podía practicar un estilo de vida amigable con el medio ambiente”, cuenta. “De esta manera, conocí a más personas con el mismo interés y, así, llegué a fundar L.O.O.P. con mi socia Irene. La idea, desde un inicio, fue generar conciencia sobre los residuos sólidos y los desechos marinos”, agrega. “Para mí, L.O.O.P. es como una acción más dentro de mi vida, en la cual ofrezco mi tiempo, mi talento y mi energía al océano”, finaliza.

Gabriel Villarán, nuestro colaborador, limpia la playa de basura.

Instituciones que hacen la diferencia

  • Life Out Of Plastic – (L.O.O.P.): empresa social peruana liderada por mujeres. Genera conciencia acerca de la contaminación plástica e incentiva un consumo amigable con los océanos.
  • Conservamos por Naturaleza: es una iniciativa de la Sociedad Peruana de Derecho Ambiental (SPDA). Apoya a personas con propuestas voluntarias de conservación y plantea modelos de vida más sostenibles, motivando a la gente a vivir en armonía y en contacto con la naturaleza.
  • Hazla por tu Playa: iniciativa ciudadana creada por L.O.O.P. y Conservamos por Naturaleza. Involucra a individuos, empresas e instituciones, y busca concientizar a
    la población acerca de la contaminación plástica; empoderar a agentes de cambio, a través de las limpiezas de playas, ecosistemas acuáticos y humedales; y crear conciencia para cambiar hábitos e inspirar con el ejemplo.

Más información para ayudar a estas instituciones en www.loop.pe / [email protected] / [email protected]