Las fiestas de Navidad y Año Nuevo son la excusa perfecta para tomar unas vacaciones en busca de relajo y diversión lejos de casa. ¿A dónde viajan las celebridades?

De la nieve a la playa.

Viajes por el mundo

Con el Año Nuevo a la vuelta de la esquina, numerosas celebridades ultiman los detalles de sus próximas vacaciones familiares. Recordemos que el año pasado, por estas fechas, Joe y Nick Jonas, acompañados de sus respectivas esposas, Sophie Turner y Priyanka Chopra, empacaban maletas y se dirigían a los Alpes suizos para disfrutar de un verdadero paraíso invernal. Cubiertos de pies a cabeza con glamorosos atuendos para esquiar, los recién casados compartieron románticas escenas desde la famosa estación de Verbier –tan frecuentada por estrellas de Hollywood como por la realeza– a través de sus cuentas de Instagram.

Joe Jonas y Sophie Turner en la estación de Verbier, Suiza.

Quienes también se decantaron por los climas fríos pero más cercanos a casa fueron las Kardashian. Kim y Kanye West llevaron a sus pequeños North y Saint a esquiar a Aspen, en Colorado, Estados Unidos. A la travesía también se sumaron Kourtney, su expareja Scott Disick y sus hijos Mason, Penelope y Reign, además de Kendall Jenner. Precisamente fue la modelo de 24 años quien inició por aquellos días una extraña tendencia entre sus hermanas, luego de aventurarse a la nieve vistiendo únicamente un diminuto bikini y un sombrero de piel.

Kim Kardashian en un traje de esquí de Prada, en Aspen, Colorado.

Mientras las estrellas de telerrealidad hacían de las suyas en las montañas, Camila Mendes y Charles Melton, protagonistas de la serie “Riverdale”, paseaban por las calles de Seúl. El intérprete de ascendencia oriental viajó con su novia a Corea del Sur para celebrar su cumpleaños número 28 junto a su familia. Por su parte, la actriz juvenil Lana Condor dejó Los Ángeles y pasó sus vacaciones navideñas en París.

Los actores Camila Mendes y Charles Melton en las calles de Seúl, Corea del Sur.

Rayos de sol

Pero también hay famosos que prefieren los parajes tropicales, como Stephanie Ann Shepherd, la ex asistente personal de Kim Kardashian. Mientras la empresaria y su familia se regocijaban en la nieve, la gurú de moda y belleza voló a Indonesia. Para que el jet lag no arruinara su cutis, Shepherd se sometió a tratamientos con insumos naturales y un prolongado descanso a orillas del mar, en la isla de Bali. Igual de exótico fue el destino que eligió la modelo argentina Camila Morrone para su primera escapada de 2019. Tras pasar los últimos días del año en las laderas invernales del Yellowstone Ski Resort, en Montana, Estados Unidos, la novia de Leonardo DiCaprio viajó al Sudeste Asiático y sucumbió al encanto paradisiaco de May Bay, en la isla Ko Phi Phi Lee, al sur de Tailandia.

La it girl Camila Morrone en el Elephant Jungle Sanctuary, en Chiang Mai, Tailandia.

Karlie Kloss y su esposo Joshua Kushner se casaron en octubre del año pasado, pero no fue hasta diciembre que disfrutaron de una espléndida luna de miel en Sudáfrica. Además de recorrer la sabana y captar escenas de la vida silvestre, la modelo recibió 2019 con un baño de sol en las costas africanas. Ya lo dice la canción: “En el mar, la vida es más sabrosa”. Por eso otra pareja dorada de Hollywood, la conformada por Michael Douglas y Catherine Zeta-Jones, junto a sus hijos Dylan Michael y Carys Zeta, disfrutaron de una estadía de ensueño en la isla de Roatán, en Honduras. La familia completó su travesía por el Caribe en un club nocturno de La Habana, donde conocieron en carne propia lo que es la rumba cubana.

Lea también:  Kim Kardashian resuelve demanda de $ 6.1 millones por robo en París

Cerca de allí, la cantante británica Dua Lipa tomaba descanso, después de un año lleno de éxitos en el plano artístico. Tras pasar la Navidad junto a sus seres queridos, la intérprete de “New Rules” y su exnovio, el modelo y chef Isaac Carew, aterrizaron en Bahamas para disfrutar de las altas temperaturas en esta parte del globo.
Otra estrella de la música que brilló en 2018 es Cardi B.

Cardi B en la playa de Piha, Nueva Zelanda.

Antes de cerrar el año, la rapera voló de Puerto Rico a Hawái para una presentación con Snoop Dogg, y culminó su gira mundial en Australia y Nueva Zelanda. En este último país, la cantante del Bronx actuó ante una multitud en el festival Bay Dreams, en Tauranga, y luego se dirigió a Viaduct Harbour, al norte a Auckland, con ganas de degustar ostras frescas en el restaurante Saint Alice. Más tarde, Cardi B paseó su escultural anatomía enfundada en un bañador Gucci, en la playa de Piha, famosa por su arena negra y sus frías aguas cristalinas.