Es la gala benéfica más importante del mundo de la moda. La alfombra roja de la fiesta del MET (abreviatura en inglés del Metropolitan Museum of Art en Nueva York) congrega a artistas, modelos, actrices y actores, entre otras reconocidas celebridades del mundo, que ese día eligen los mejores vestidos de diseñador para asistir.

Rihanna en la gala del 2015

Cada vez que se realiza tiene una temática, que coincide con una muestra sobre moda en el museo. Los asistentes, además, tienen que condicionar sus atuendos a ese detalle. Este año, el motivo fue Rei Kawabuko, una modista japonesa y fundadora de Comme des Garçons.

Roger Federer y su esposa Mika en la gala de este año. 

Para el 2018, ya se confirmó que la fiesta organizada por Anna Wintour, jefa editora de Vogue, estará inspirada en la relación que existe entre moda y religión. “Cuerpos celestes: la moda y la imaginación católica”, se llamará la exposición que acogerá el MET y la que será la razón de ser de la gala, que se celebra el primer lunes de mayo.

Anna Wintour en la fiesta de este año.

“Moda y religión se han inspirado y formado mutuamente”, ha expresado Andrew Bolton, comisario de The Costume Institute, organización a la que va dirigido lo que se recauda en el evento. “A pesar de que este vínculo ha sido complejo, e incluso impugnado, ha producido algunas de las creaciones más innovadoras en la historia de la moda”.

Bella Hadid, otra de las habituales invitadas.

Es conocido y reconocido el trabajo de, por ejemplo, diseñadores y firmas de moda como Rick Owens, Jean Paul Gaultier, Dolce & Gabbana, Christopher Kane, Jeremy Scott, Prabal Gurung, que han tenido a la religión como un detalle constante en su trabajo.

Cara Delevingne 

Detrás de la fiesta

La gala del MET es una celebración que comenzó a realizarse en 1948. Desde esa época, tal como ahora, el fin era benéfico. En aquel entonces, los boletos para ser parte de la fiesta costaban US$ 25. En la actualidad, la donación de cada invitado puede estar entre los US$ 30 mil y US$ 50 mil.

Kylie Jenner

Sin embargo, tener esa cantidad de dinero no garantiza la entrada de alguien que quiera ir. La lista de los que estarán en la fiesta se ciñe a 500 personas, las que son elegidas por Anna Wintour. Este año, por ejemplo, la editora de Vogue manifestó que Donald Trump no está ni nunca estará entre sus invitados.

Emily Ratajkowski 

El evento, que comienza a organizarse ocho meses antes del día, ha aumentado cada año su recaudación. En la última edición, se llegó a los US$ 14 millones.

Lea también:  "El Mercado": el nuevo libro de Rafael Osterling