La diseñadora, quizás una de las principales referentes dentro de la industria de la moda, ha realizado una afirmación que le molestará a más de uno (especialmente a las fans de las Kardashian): las “it girls” no pueden presumir de tener estilo. 

Carolina Herrera representa la elegancia y la distinción. A ella debemos grandes frases como “la elegancia y el estilo no tienen nada que ver con el dinero”. Pero más allá de regalarnos ideas perfectas para estampar en una camiseta, a través de su firma homónima se ha ganado las credenciales para hablar de quién tiene estilo y quién no. En su más reciente aparición pública, dio su veredicto sobre las influencers: ellas no.

La diseñadora venezolana fue invitada al Latin American Fashion Summit celebrado en Cartagena de Indias. La cita, una de las más esperadas para los fashionistas, reunió a las personalidades más destacadas de la moda. Muchas de ellas (evidentemente) ofrecieron unas declaraciones que ya han dado la vuelta al mundo.

“It girls” destronadas 

“Las ‘influencers’ son algo que parecen muy importante. Yo no lo entiendo mucho”, ha asegurado Herrera. Eso sí, sin perder la elegancia ni por un segundo, la también empresaria dio su opinión sobre el papel de estas chicas en la moda. Ningún nombre en específico se mencionó en la declaración y se hizo una referencia al trabajo de las “it girls” de forma genérica. “Ellas no tienen estilo. Ellas se ponen lo que les den para vender”, agregó.

influencers kardashians

La cantante Rosalía con un original de Carolina Herrera, en los Latin Grammy 2019.

Es difícil creer que otros diseñadores de lujo piensen como ella, especialmente porque nombres de influencers como Gigi Hadid y Kendall Jenner son algunos de los que más brillan en las pasarelas. Sin embargo, algo es cierto: Carolina Herrera es una de las pocas que no trabaja con estas “expertas” en moda, sino que ha apostado por continuar su negocio de la manera tradicional junto a “modelos reales”. 

Lea también:  Sassa de Osma: los tres vestidos de la novia

“Para mí, no son el estilo de la moda. Son el estilo del dinero”, apuntó. Para ejemplificar esta postura, Herrera relató una conversación matutina que tuvo un día con un compañero de profesión. ”¿Porqué todas las niñas están vestidas de noche, todas con vestidos de tul, una con una tiara de brillantes y otra con un vestido largo, a las diez de la mañana?”, cuestionó.

“Bien, perfecto. Estas supuestamente son las ‘influencers’ que te van a ayudar a vender tus colecciones. Pero la verdad es otra: estas chicas salen del desfile y se cambian inmediatamente para irse al de Michael Kors o el que sea. Se van cambiando porque ellas no tienen su estilo”, concluyó. 

Lo único que de verdad le importa a la venezolana es que sus clientes compren la ropa que diseña (y no necesita de las “it girls” para lograrlo). “El estilo es algo que cada uno lleva adentro, no es lo que llevas puesto. Es muchos más que eso”. Traducción: para Carolina Herrera, por mucho que las marcas confíen en influencers para llevar sus prendas, no significa que ellas sean el mejor vehículo para transmitir elegancia y buen gusto.