La de Rosa Clará ha sido una historia de éxito desde el momento de su fundación, cuando su creadora inició una gran revolución en el rubro de la moda nupcial. “Nosotros nacimos como empresa intentando hacer vestidos de novia que no tuvieran nada que ver con lo que se estaba haciendo. En aquel momento, en Europa, los vestidos de novia eran todos iguales, siempre con el mismo tejido, muy aburridos, y se obviaba el concepto ‘moda’”, explica. Rosa cuenta que tras presentar su primera colección en el Bridal Week de Barcelona, le hicieron tantos pedidos que no tenía los medios suficientes para fabricar los vestidos. “Siempre me gusta recordar que por poco morimos de éxito”, dice. “Pero buscamos recursos y lo logramos, porque somos gente seria. ¡Y a partir de ahí arrancamos! Luego, todo ha sido éxito tras éxito y un crecimiento constante”.

Veintitrés años después y con más de 3500 puntos de venta en 70 países, la firma catalana ha sumado un nombre más a la extensa lista de novias que ha vestido: el de Antonela Roccuzzo. El traje es una exquisita mezcla de encajes superpuestos y aplicaciones de guipur con pedrería que ha tomado más de doscientas horas de trabajo. “Yo creo que en los momentos importantes desde que está en Barcelona siempre ha contado con nosotros, al igual que nosotros siempre hemos contado con ella. Antonela es una niña estupenda que se ha cuidado de una forma increíble y está con un cuerpazo espectacular, ilusionada, feliz y con ganas de casarse”, nos dijo días antes del esperado enlace de la modelo rosarina con la estrella del fútbol Lionel Messi.

Lea también:  Moda y religión: los 25 looks más increíbles de la Met Gala 2018

¿Cómo nace la idea de traer Rosa Clará al Perú?

Porque Perú es un país que está con las flechas para arriba. Además, tenemos muchas clientas peruanas, muchas novias que desde hace tiempo ya están yendo a nuestras tiendas en España o Miami a hacerse los vestidos.

Rosa también diseñó los vestidos de la madre y las hermanas de Antonela Roccuzzo. Además, el de Florencia, hermana de Lionel Messi; y los de Nuria Cunillera, esposa de Xavi Hernández; Sofía Balbi, esposa de Luis Suárez; y Jorgelina Cardoso, esposa de Ángel Di María, entre otras invitadas a la ceremonia.

Después de tantos años en este negocio, ¿cómo haces para inspirarte hasta el día de hoy?

La verdad, acabamos absolutamente agotados cuando se termina cada temporada, y decimos siempre lo mismo: “¡Es que no vamos a ser capaces de volver a superar esto!” Pero ¿cómo se consigue superarse a uno mismo? Pues yo creo que la inspiración está muy bien, pero la inspiración sin trabajo no tiene ningún sentido. Trabajando es que salen las colecciones. Tenemos un equipo enorme de gente que está detrás de ellas, pero el tema de producto lo controlo yo muy directamente. Hay muchas partes de la compañía que yo he ido delegando ya…

Me imagino que te ha costado un montón…

Sí, pero lo he hecho bien, eh, ¡te lo prometo! (ríe) Sorprendentemente, para todo el mundo. Entró un director general hace cuatro años y ese fue el momento en que dije: “Ya, tengo que aflojar”. Y es espectacular como está gestionando las mil cosas que hay dentro de una compañía como la nuestra: desde todo el sistema logístico hasta cómo hacer una marca a través de redes sociales. Todo esto procuro irlo delegando. Lo que no delego es el producto. Porque mucha gente puede pensar que en los vestidos de novia no hay moda… ¡Pero en los vestidos de novia hay muchísima moda!

La empresaria posa con su único hijo, Daniel Clará, quien próximamente tomará las riendas de la compañía.

¿Cuál es la mayor satisfacción que te ha dado fundar una empresa como Rosa Clará?

Lea también:  Los vestidos de novia más influyentes de todos los tiempos

A lo largo de todos estos años, ha habido millones de momentos maravillosos que siempre se desdibujan un poco por el sentimiento de responsabilidad que tengo, lo cual tampoco me ha permitido disfrutar mucho de las cosas. Pero, en este momento, si tengo una gran satisfacción, es que mi hijo Dani, que tiene veinticinco años, ha acabado la carrera de Arquitectura, y el año que viene se va a controlar las ventas de nuestra compañía en Asia, donde estará un año; luego, se va a Estados Unidos otro año, y, después, se incorporará directamente a la compañía. Y que él haya tomado la decisión de seguir con una casa como esta, con el esfuerzo que ha costado hacerse, me hace muy feliz. Acabar mi carrera profesional al lado de mi único hijo es la mayor satisfacción que la vida me ha podido ofrecer.

Por Vania Dale

Mira aquí los mejores vestidos de sus últimas colecciones:

Vestido Parker

Imagen 1 De 10

Colección Couture 2018 https://www.rosaclara.es/

 

LEE LA ENTREVISTA COMPLETA EN LA MÁS RECIENTE EDICIÓN DE COSAS.