Rosa Lagarrigue, manager de Alejandro Sanz durante 25 años, exige al cantante US$ 9 millones por incumplimiento de su contrato. 

El artista español no atraviesa su mejor momento. A su separación de Raquel Perera, con quien estuvo casado desde 2012, se le suma un nuevo divorcio. La mujer que lo representó por casi tres décadas y propietaria de la empresa RLM reclama el pago de una elevada suma por supuesta ruptura de su contrato

El pasado miércoles, el intérprete de “Corazón partío” acudió al juzgado número 74 de primera instancia de Madrid para enfrentarse a Lagarrigue, después de que sus abogados intentasen llegar a un acuerdo por US$ 4 millones sin éxito. 

Sanz concierto

Foto: @alejandrosanz

La defensa de su exagente, famosa por representar a otros artistas como Miguél Bosé y Raphael, sostiene que el madrileño de 50 años rompió con dicha sociedad de manera unilateral. Aunque para Lagarrigue no ha sido nada fácil demandar a Sanz, parece que todo está a su favor

Ha trascendido que durante la audiencia, Sanz fue reprendido en reiteradas oportunidades por el juez y sus respuestas fueron poco concretas. “No lo sé”, “lo ignoro” o “yo solo soy el artista” habría contestado el cantante frente a las interrogantes de la parte contraria. 

El inicio del fin

La separación se produjo en mayo de 2016, cuando la sociedad recibió un documento remitido por el administrador de Alejandro Sanz en el que anunciaba el fin del acuerdo. Así acababa una relación muy larga, que en 2014 se había renovado hasta 2019.

“Cuando firmamos Alejandro estaba muy contento. En estos dos últimos años hemos hecho muchas cosas juntos. Dos giras, televisión y “La Voz”. Todo parecía ir muy bien”, declaró la representante al diario “El País”. Por lo que la determinación del artista fue toda una sorpresa para ella, que aseguraba no tener muy claro a qué se debía. “Eso habría que preguntárselo a él”, señaló.

Alejandro Sanz

Foto: @alejandrosanz

Yo empecé con Alejandro Sanz desde cero, cuando era un chaval de Moratalaz y mira dónde llegó. Pero para mí es complicado hablar porque hay problemas muy serios de por medio. Y tampoco tengo una explicación. La ruptura fue completamente unilateral y con contrato vigente, es decir, que ni fue hablada ni consensuada. Lo que es muy doloroso, claro”, añadió Lagarrigue al medio.

Lea también:  Kaia Gerber y Pete Davidson terminaron su romance y Cindy Crawford tendría mucho que ver

“Sé que mucha gente piensa que él me ha demandado a mí, pero no. Lo he demandado yo y eso es lo más triste que he hecho en toda mi vida profesional. Es tremendo, porque yo solo tengo recuerdos magníficos con Alejandro. Y es un artistazo. Pero hoy la situación es otra. Y es muy triste, es lamentable, a mí me mata” añadió.

Pero esta no es la primera vez que Lagarrigue dice adiós a un artista. Antes la dejó Bosé, que era además su amigo, con quien estudió en Madrid. Ella señala que en el mundo de la música es normal que un cantante se marche de una agencia de representación a otra, pero lo habitual es que dichos cambios se produzcan cuando acaba un contrato. Así sucedió con el hijo del torero Luis Miguel Dominguín y la actriz Lucía Bosé.

Sanz Bosé

Foto: @miguelbose

Luego de la diligencia, solo queda esperar el fallo del tribual, que se presume se dará a conocer esta primavera.