Se graduó en Economía, pero su pasión por el cine pudo más, y fue en Nueva York donde dio forma a su carrera y refinó su gusto por la comedia gracias a una beca de la Fundación Ford. A sus 53 años, tiene tres largos que son la prueba de ello: “El destino no tiene favoritos” (2003), “El candidato” (2016) y “La cosa”, que estrenará este 15 de febrero en un nuevo circuito independiente encabezado por el Teatro Británico.

Por Redacción COSAS

Álvaro Velarde

¿Cuál ha sido tu mayor locura?

Meterme a hacer cine.

¿Sueles ver televisión?

No. Ni siquiera tengo cable.

¿Un libro de cabecera?

Me gusta la literatura de Lovecraft, pero no destacaría ningún libro en particular.

¿Cine comercial o indie?

Ambos tienen un encanto y te dejan algo.

¿Lo más gratificante de hacer cine?

Ver la película finalizada. Es tan engorroso hacerla que el verla proyectada es la mejor parte.

¿Y lo más doloroso?

El financiamiento siempre es lo más pesado.

¿Tus comedias son un escape a la realidad?

Yo diría que son más bien un replanteamiento de la realidad.

¿La política peruana solo puede ser tomada con humor?

Es una comedia del absurdo. Creo que no hay que tomarse tan en serio las cosas.

¿Qué director te ha marcado?

Varios. Me ha fascinado siempre Ernst Lubitsch, Jacques Tati, Orson Wells. Es gente que ha trabajado mucho el lenguaje del cine y eso me gusta.

¿A qué actor internacional te gustaría dirigir?

Hay personajes de Frances McDormand, John Goodman o Jack Nicholson que me provocan. Disfruto verlos en pantalla más que pensar en dirigirlos. 

Lea también:  Ciclo de cine peruano: se proyectarán cuatro películas durante febrero

¿Quién es la persona más importante de tu vida?

Mi mamá. Es una persona recta, dedicada y abocada a sus hijos.

¿Algún sueño pendiente?

Espero hacer otra película.

¿Cuál es tu mayor talento?

Perseverancia. Es necesario para hacer el cine que quieres.