Finalmente, luego de meses de desencuentros públicos, Kim Kardashian y Kanye West terminaron.

Varias fuentes le dicen a Page Six que “el divorcio es inminente” para la pareja de Hollywood. Mientras tanto, Kim  Kardashian ya ha contratado a la abogada de divorcio de las estrellas, Laura Wasser.

“Lo mantienen discreto, pero ya terminaron”, dice una fuente. “Kim contrató a Laura Wasser y están en conversaciones para llegar a un acuerdo”.

No se ha visto a Kim, de 40 años, con su anillo de bodas, últimamente. Y Kanye, de 43, permaneció en su rancho de Wyoming de $ 14 millones durante durante Navidad y Año Nuevo, en lugar de pasarlo con la familia Kardashian, que generó críticas por sus extravagantes celebraciones .

“Kim consiguió que Kanye fuera allí [Wyoming] para que pudieran vivir vidas separadas y en silencio arreglar las cosas para separarse y divorciarse. Ella ha terminado ”, continuó la fuente.

Kim Kardashian y Kanye West

Kim Kardashian y Kanye West en la Gala MET 2015.

La fuente agregó que si bien en el pasado Kim ha intentado proteger y ayudar a Kanye a lidiar con sus problemas de salud mental, “Ahora este divorcio está sucediendo porque Kim ha crecido mucho.

“Se está tomando muy en serio el examen para convertirse en abogada, así como su campaña de reforma penitenciaria. Mientras tanto, Kanye está hablando de postularse para presidente y decir otras cosas locas, y ya está harta”.

Lea también:  Quiénes son las 2 latinoamericanas en la lista de las 100 mujeres más poderosas de Forbes

La salud mental de West, las extravagancias de las Kardashian

Kim Kardashian y Kanye West en 2018

Kim Kardashian y Kanye West en 2018.

Mientras tanto, una fuente distinta dice que Kanye, quien se siente cada vez más incómodo e irritado por la exagerada vida de las Kardashian, “ha terminado por completo con toda la familia. No quiere tener nada que ver con ellos”. Y agregó que ser parte de ese mundo del reality le era “insoportable”.

West tuiteó en julio: “He intentado divorciarme desde que Kim se reunió con Meek en el Warldolf [sic] para la ‘reforma penitenciaria'”, que parece referirse a una cumbre de justicia penal a la que asistieron Kim y el rapero Meek Mill en noviembre de 2018.

También llamó a la mamá de Kim, Kris Jenner, “Kris Jong-Un” y afirmó que las Kardashian estaban tratando de obligarlo a someterse a un tratamiento psiquiátrico.

 

En octubre, Kanye hizo una aparición a regañadientes para el ridículamente extravagante cumpleaños 40 de Kim, que costó más de $ 1 millón de dólares al día.

“Llegó tarde y se fue temprano, no aparecería en ninguna de las tomas de Instagram de las Kardashian. Se remitió a llevarle a Kim su regalo, un holograma de su padre, Robert Kardashian , y luego salió de allí lo más rápido que pudo”, agregó la fuente.

La potencial fuente de discordia: la casa de Calabasas Kardashian West

La misma fuente dijo que el mayor escollo en las conversaciones del acuerdo de divorcio de Kimye (como se le conoce a la pareja) podría estar en la casa familiar de Calabasas, California, que se sometió a un rediseño total ideado por Kanye y que Architectural Digest describió como “un oasis de pureza y luz”.

Lea también:  Brooke Shields y el accidente que la obligó a volver a aprender a caminar

La pareja trabajó en la casa minimalista totalmente blanca con el diseñador belga Axel Vervoordt. Aparentemente, la casa costó $ 40 millones de dólares y se invirtieron unos US $ 20 millones más en renovaciones.

NY Post página uno

Portada del NY Post.

La fuente cercana a las Kardashian dijo: “Kim está tratando de que Kanye le entregue la casa de Calabasas, porque ahí es donde están creciendo los niños. Ese es su hogar”.

La amiga anónima puntualiza: “Ella es dueña de toda la tierra y lotes adyacentes alrededor de la casa, pero Kanye es dueño de la casa en sí. Ambos han invertido mucho dinero en renovarla”.

La fuente también comentó sobre las negociaciones de la pareja, que ya están avanzadas: “Esta no es la primera vez que hablan de una división. Pero esta vez es mucho, mucho más serio”.

Otra fuente nos confirmó que las negociaciones para un acuerdo de divorcio estaban en marcha, pero aún no estaban a punto de decidir cómo se dividirían sus propiedades.

Kardashian y West con North, Saint, Chicago y Psalm.

Kardashian y West con North, Saint, Chicago y Psalm.

Los múltiples divorcios de Kim

Este sería el tercer divorcio de Kim. Anteriormente contrató a Wasser para su divorcio del jugador de baloncesto Kris Humphries. Wasser, quien también representó a Angelina Jolie, Britney Spears y Johnny Depp, no ha dado declaraciones.

Pero la poderosa abogada de divorcios de Los Ángeles es conocida por abogar porque sus clientes negocien y lleguen a un acuerdo confidencial antes de que se presenten los documentos de divorcio en la corte. Debido a que los divorcios en Los Ángeles son más públicos que en Nueva York, esto asegura que la mayor parte de los procedimientos permanezcan en secreto.

Lea también:  Thylane Blondeau: ¿la mujer más linda del mundo?

Kim y Kanye se casaron en 2014 en una fastuosa ceremonia en Italia. Tienen cuatro hijos: North, una niña de 7, un niño, Saint, de 5, otra niña, Chicago, que cumple 3 años la próxima semana, y el menor, Psalm, de 19 meses.

Los representantes de Kim y Kanye no han hecho comentarios oficiales aún.