En su más reciente película, que se estrenará el 12 de marzo en Netflix, la estrella de Hollywood interpreta a una madre que decide experimentar junto con su familia el llamado ‘día del sí’, en el que los niños deciden qué actividades hacer y los padres no pueden dar un ‘no’ como respuesta. Garner asegura que lo practica hace nueve años con sus tres hijos en la vida real y que la experiencia ha sido maravillosa. ¿Ustedes estarían dispuestos a dejar que los chicos sean los amos de la casa, aunque solo sea por 24 horas?

Por Raúl Cachay A.

Jennifer Garner nació el 17 de abril de 1972 en Houston, Texas. Probablemente su papel más recordado sea el rol protagónico en la serie “Alias”, por el que obtuvo un Globo de Oro y múltiples nominaciones al Emmy.

Jennifer Garner nació el 17 de abril de 1972 en Houston, Texas. Probablemente su papel más recordado sea el rol protagónico en la serie “Alias”, por el que obtuvo un Globo de Oro y múltiples nominaciones al Emmy.

La actriz Jennifer Garner entiende perfectamente los inmensos desafíos que sobrevienen a la maternidad. Por ello, su actuación en la nueva comedia familiar de Netflix, “¡Hoy sí!” (“Yes Day”), que se estrena el próximo 12 de marzo, se percibe tan natural y auténtica: ella, como Allison Torres, la protagonista del largometraje dirigido
por Miguel Arteta, también tiene tres hijos de diferentes edades (Violet Anne, de 15 años; Seraphina Rose Elisabeth, de 12; y Samuel, de 8, fruto de la relación que sostuvo con el actor Ben Affleck entre 2005 y 2018). Y ella también se ha visto forzada en su vida personal a recurrir a métodos de convivencia y alternativas de esparcimiento familiar como las que propone “¡Hoy sí!”.

En este caso, se trata del llamado “Yes Day”, una fecha establecida con cierta anticipación en el calendario en la que los niños de la casa serán los encargados de establecer la agenda de actividades –bajo ciertas reglas básicas, por supuesto– y en la que los padres, si es que están satisfechos con la buena conducta de sus retoños en las semanas previas, estarán obligados a aceptar absolutamente todas las ocurrencias de sus hijos.

“Yo sé que hacer algo así con tu familia suena como la cosa más loca del mundo, y de hecho creo que yo soy una de las responsables de que el ‘día del sí’ se haya convertido en una tendencia. Pero todo viene de una obra escrita por una autora genial, que se llama Amy Krouse Rosenthal, quien escribió un montón de libros infantiles. Lo que me encanta de ella es que suele dirigirse directamente a los niños”, comenta Garner.

Lea también:  ¿Cómo está pasando la cuarenta Kate Moss? Nikolai Von Bismarck nos lo cuenta.

Recuerdo que hace mucho tiempo, cuando mi hija intermedia, que hoy tiene 12 años, tenía solamente 2, no había nada en el mundo que la entusiasmara más que leer este libro e imaginar la llegada de su propio ‘Yes Day’. Era algo que en ese tiempo nadie hacía, o si lo hacían, nadie lo mencionaba. Mi hija soñaba con tener ese día para ella, como el protagonista del libro, en el que pudiera escoger su cereal azucarado favorito, invitar a todos sus amigos a la casa para jugar videojuegos, echarse gelatina en el pelo… Lo que a ella se le pasara por la cabeza.

***

Entonces, con el resto de la familia decidimos cumplir su sueño y establecer un ‘Yes Day’ en casa. Eso empezó hace nueve años. Y a todos nos encantó y no hemos dejado de hacerlo, porque es algo realmente divertido. Tan divertido que terminé haciendo una película sobre eso”, dice Garner, de 48 años, a través de la pantalla de la computadora. Ella, como muchos de los papeles que la han convertido en una de las estrellas más carismáticas y taquilleras del Hollywood contemporáneo, es una persona de sonrisa fácil y muchísima elocuencia. Es, en una palabra, encantadora.

Y está realmente contenta con los resultados del proyecto de “¡Hoy sí!”, un filme que también produce, y en el que comparte roles con el siempre notable Édgar Ramírez y los jóvenes actores Jenna Ortega, Julian Lerner y Megan Stott.

¿Dirías que Allison Torres, tu personaje en la película, está inspirado o basado en tu propia experiencia como madre?

Bueno, definitivamente que sí, pero en realidad también hay algunas diferencias entre Allison Torres y Jennifer Garner. Aunque lo cierto es que muchas escenas de la película son episodios que ocurrieron realmente en mi vida e incluso algunos de los diálogos son extraídos, literalmente, de conversaciones que tuve con mis hijos. Otra similitud es que mis tres hijos son de edades diferentes, como Katie, Nando y Ellie, los niños de “¡Hoy sí!”.

Cuando recibimos los primeros bocetos del guion, recuerdo que no nos gustó la relación que se planteaba inicialmente entre la madre y la hija mayor, que se gritaban entre ellas y peleaban mucho. ¡Esa no era la idea! No necesitábamos eso para generar un conflicto, porque este ya existe de manera natural, y ese es el proceso de crecer y madurar. ¡Eso era todo lo que necesitábamos! Enfocarnos en la realidad: los chicos, cuando crecen, no siempre la pasan bien. Es un proceso que puede ser duro… ¡Pero nunca te dije en qué me diferenciaba de Allison! Creo que ella es bastante más organizada que yo (risas).

Jennifer Garner sostuvo una larga relación con Ben Affleck, con quien tiene tres hijos: Violet Anne, de 15 años; Seraphina Rose Elisabeth, de 12; y Samuel, de 8.

Jennifer Garner sostuvo una larga relación con Ben Affleck, con quien tiene tres hijos: Violet Anne, de 15 años; Seraphina Rose Elisabeth, de 12; y Samuel, de 8.

Hablando de niños y adolescentes en pleno proceso de crecimiento, ¿resultó en algún momento difícil trabajar con actores tan jóvenes como los de “¡Hoy sí!”?

¡Para nada! Esos chicos son maravillosos. Los extraño muchísimo, ya que terminamos el rodaje de la película hace casi exactamente un año, poco antes de que empezaran los ‘lockdowns’ por el coronavirus. Si es que esta pandemia no hubiera ocurrido, ten por seguro que ya nos hubiéramos reunido o quizá estaríamos ahora mismo aquí, conversando contigo. Tanto Édgar (Ramírez) como yo disfrutamos muchísimo el hecho de trabajar y compartir tiempo con estos niños.

Lea también:  Juliana Oxenford: "La gente muy simple debe ser sumamente aburrida"

Jenna Ortega, quien interpreta a Katie, la hija mayor, es también la ‘hermana mayor’ en la vida real, y durante el rodaje de la película se convirtió exactamente en eso para sus compañeros, que la terminaron adorando. Megan (Stott) es una princesita y Julian (Lerner) siempre está hablando, haciendo bromas y aportando ideas. Nos la pasamos muy bien en el set. ¡Fuimos como una familia!

A propósito de Édgar Ramírez, la energía y la química entre sus personajes es muy notoria…

Yo volvería a trabajar con Édgar (Ramírez) todos los días de mi vida. Él es tan buen actor que al principio no podíamos creer que hubiera aceptado trabajar en nuestra película. Nunca había hecho una comedia antes. Pero creo que él tampoco tenía idea de lo gracioso que puede llegar a ser. Es hilarante. Y siento que ambos nos parecemos en que, si bien hacemos nuestros trabajos con mucha seriedad, no nos tomamos tan en serio a nosotros mismos. A ambos, además, nos encanta la gente. Creo que armamos un muy buen equipo. Además, me enseñó todo lo que se debe saber para preparar arepas y ahora las hago en casa y a mis hijos les parecen deliciosas.

Al finalizar la entrevista con Jennifer Garner, la estrella de películas tan recordadas como “13 Going on 30”, “Elektra”.

Al finalizar la entrevista con Jennifer Garner, la estrella de películas tan recordadas como “13 Going on 30”, “Elektra”.

 

Ramírez es venezolano y Miguel Arteta, el director, es de Puerto Rico… ¿Cómo te sentiste al estar rodeada de tanto talento latinoamericano?

Sí, incluso hablo español en algunos momentos de la película. ¡Eso fue tan divertido! Desde que empezamos a desarrollar el proyecto de la película, tuve a Miguel (Arteta) en mente para que la dirigiera. Hemos trabajado juntos antes, en “Alexander and the Terrible, Horrible, No Good, Very Bad Day”, donde también actúa Steve Carell, y recuerdo que, en aquel rodaje, entre toma y toma, él solía gritarnos “¡alegría!, ¡alegría!”, como si fuera una arenga, y eso era exactamente lo que yo quería para “¡Hoy sí!”.

Lea también:  Doctor Alfredo Quiñones-Hinojosa: un hombre extraordinario

Después de que lo llamé para hacerle la propuesta, en nuestra primera conversación, él mismo propuso que los protagonistas formaran un matrimonio multicultural. En ese mismo momento, soñé con que el esposo fuera interpretado por Édgar Ramírez, porque no se puede aspirar a mucho más, ¿verdad?

Tengo que preguntarte por esa secuencia musical con la cantante H.E.R… ¿Cómo te sentiste al ‘compartir escenario’ con ella?

¡Ella es increíble! Yo todavía no puedo creer que hayamos logrado contratarla. A veces, todavía me lo pregunto: ¿cómo hicimos para tener a H.E.R. en nuestra película? ¡Es una locura! Recuerdo que Jenna Ortega, que al ser tan joven está mucho más pendiente de la escena musical que yo, no podía contener la emoción de tenerla al lado. Ella y su banda fueron encantadores; de hecho, entre ellos también se trataban como una familia, ya que vienen tocando juntos desde que H.E.R. era una adolescente, desde los 14 años. La pasamos increíble grabando esa secuencia.

 “Juno”, entre tantas otras, nos adelantó que ya estaba trabajando en un nuevo proyecto para Netflix: “The Adam Project”, en el que compartirá roles con Ryan Reynolds y Mark Ruffalo.

“Juno”, entre tantas otras, nos adelantó que ya estaba trabajando en un nuevo proyecto para Netflix: “The Adam Project”, en el que compartirá roles con Ryan Reynolds y Mark Ruffalo.

¿Y cómo fue tener que cantar…?

Bueno, eso no fue tan increíble (risas).

Finalmente, Jennifer, como actriz y productora, ¿cuán fuerte crees que será el impacto de la crisis producida por la pandemia en la industria del cine y la televisión?

Yo creo que definitivamente habrá una luz al final del túnel. Tenemos que creer en eso. Lo que quizá sea un poco complicado, pienso, es volver a recuperar el ritmo que teníamos antes, y superar el miedo y la ansiedad que inevitablemente hemos venido sintiendo en todo este tiempo. ¿Cómo será el mundo después de todo esto? No lo sé, honestamente. Pero tengo que creer que será un mundo más amable. Debemos ser más amables con nosotros mismos, con los demás, con nuestros hijos… No podemos esperar a que todos vuelvan a ser los mismos que antes. Pero sí ser amables con los demás y darles todo el tiempo que necesiten para procesar estos cambios.