Actor y productor colombiano de 39 años, Manolo Cardona ha participado en series como El cartel, Sin tetas no hay paraíso y Narcos. Además, ha protagonizado películas como Rosario Tijeras, y las peruanas La mujer de mi hermano y Contracorriente. Ahora comparte pantalla con Paz Vega y Stephanie Cayo en la nueva serie de Claro Video, La hermandad, y dice sentirse agradecido con la actuación por haberle permitido explorar realidades antes desconocidas.

SIPA_sipausa30094990_000006

Has participado en dos series que tienen que ver con el tema del narcotráfico; pero, mientras en El cartel hacías de narcotraficante, en Narcos estabas del otro lado. ¿Cómo abordaste esos personajes antagónicos y cuán importante fue tu experiencia previa en El cartel a la hora de enfrentarte a un proyecto como Narcos?
No fue solo gracias a El cartel que tenía mucha información sobre los dos bandos, sino que, además, me tocó vivir muchas de las cosas que se ven en ambas series durante mi adolescencia en Colombia. En lo personal, cuando interpreto un personaje, lo que menos hago es juzgarlo, pero eso tampoco significa que haga apología del delito. Simplemente, como actor, tengo que entender al personaje y sus circunstancias.

Pero entenderlo implica también, hasta cierto punto, empatizar con su humanidad, ¿no?
¡Sin duda! Yo creo que uno de los fenómenos que ocurre con este tipo de personajes y de series es que resultan muy llamativos para la gente porque hace que se pregunten: “¿Qué pasaría si yo fuera este personaje?”, “¿cómo sería mi vida?”, “¿qué habría hecho en su lugar?”…

¿Qué papel ha sido el que más has disfrutado interpretar a lo largo de tu carrera?
Cada uno de los papeles que he interpretado me ha hecho no solo crecer actoralmente, sino que han aportado a mi autoconocimiento y a mis ganas de ahondar en la naturaleza humana. Es enriquecedor transitar por tantas vidas de personajes distintos –desde un narcotraficante hasta un artista homosexual o un campesino– que, de otra manera, no habría podido conocer.

Y seguro esas ganas de ahondar en la naturaleza humana se han incrementado con tu nuevo papel de Julio Kaczinski en La hermandad. ¿Puedes contarnos de qué trata la serie?
Es un thriller psicológico. Cuenta la historia de este psiquiatra, a quien le toca decidir entre su familia y su carrera, pero ocurre una tragedia. Entonces, con ayuda de su conocimiento de la mente humana, idea una venganza contra las personas involucradas a través de sus fobias. Es una serie muy interesante. Me siento orgulloso de haber sido parte de ella no solo como actor sino como productor.

¿Te has visto alguna vez en la disyuntiva de tu personaje?
Yo siempre he puesto a mi familia primero. Es dependiendo de mis decisiones en el plano familiar que voy tomando las de mi carrera.

Uno de tus papeles más aclamados fue el de Santiago, en Contracorriente. ¿Fue también uno de los más difíciles de interpretar?
Sí, definitivamente, porque soy heterosexual: me encanta el género femenino. Y, aunque celebro la diversidad, es todo un reto estar con un hombre. Pero el director, Javier, siempre estuvo con nosotros, guiándonos. Además, la historia misma era tan maravillosa que nos invitaba a hacer que los personajes transitaran por esas vivencias. Esta película me hizo reafirmar que soy actor, porque realmente quiero contar historias a través de personajes y no porque quiero ser famoso. De hecho, mucha gente me decía que no lo hiciera, que iba a acabar con mi carrera. Y la verdad es que ocurrió todo lo contrario: la película dio la vuelta al mundo y ganó mil premios; entre ellos, el premio del público en Sundance. Recibirlo fue uno de los momentos más maravillosos de mi carrera. Que la gente haya querido tanto esta película me confirma que tomé la decisión correcta al dedicarme a la actuación.

Coincidentemente, en las dos películas que tienen relación con el Perú, has hecho de pintor…
Es cierto. Y sí, es una coincidencia, ¡porque la verdad es que en la vida real no pinto nada! Tuve que estudiar pintura y meterme en ese mundo completamente desconocido para mí. Eso es lo maravilloso de este trabajo.

Entre tu productora, tu carrera como actor y tu familia, ¿tienes tiempo de engancharte con alguna serie?
Sí, hay que hacerse tiempo para todo. He estado viendo muchas series. Me encantan las europeas, aunque la televisión estadounidense está haciendo cosas maravillosas. En América Latina, también estamos empezando a filmar series increíbles, como la que hicimos con Fox, que se estrena en octubre. Se llama 2091, y es la primera serie de ciencia ficción que se hace en la región. Trabajan varios peruanos, como Jason Day y Salvador del Solar. ¡Es espectacular! Espero que toda Latinoamérica la vea.

Por Vania Dale Alvarado