Resulta seductor calificar este año como uno de los mejores del surf peruano. Es cierto que se ha hecho costumbre ver a los tablistas locales subidos sobre podios con medallas, levantando copas y sus tablas en señal de triunfo cuando salen del mar. Pero este 2016, sin lugar a dudas, lo que se hace evidente es que se empieza a consolidar una generación única. Se ha formado un gran grupo, que se conoce casi como una familia, en el que ser más competitivos como país y equipo se ha vuelto una preocupación constante.

Con diferentes variantes en la composición del equipo, consiguieron dos logros importantes. En agosto se coronaron campeones mundiales de la International Surfing Association (ISA), en la playa Jacó de Costa Rica. El país logró así su tercer título mundial de los últimos años (en 2010 y 2014 también lo habían conseguido). Y, de manera más reciente, a mediados de octubre, el equipo logró el bicampeonato en la edición XII de los Juegos Panamericanos de Surf Claro Open 2016, organizados por la Asociación Panamericana de Surf (PASA, por sus siglas en inglés).

De izquierda a derecha: Piccolo Clemente, Miguel Tudela, Vania Torres, Itzel Delgado, María Fernanda Reyes y José ‘Jarita’ Gómez.

De izquierda a derecha: Piccolo Clemente, Miguel Tudela, Vania Torres, Itzel Delgado, María Fernanda Reyes y José ‘Jarita’ Gómez.

Para hablar del origen de esta generación es necesario remontarnos a 2004, al triunfo de Sofía Mulanovich. Las escuelas que proliferaron fueron la cuna de tablistas jóvenes que hoy encabezan los equipos que participan en los mundiales y en los panamericanos. Pero ellos mismos, sus protagonistas toman los títulos con tranquilidad. Piccolo Clemente, dos veces campeón mundial de longboard, comenta que es cierto que en la mayoría de campeonatos a los que asisten terminan en podios. Aunque cree que necesitan participar en más torneos todavía; por ejemplo, en los de la WSL (World Surf League), considerada la primera división del surf mundial, donde participan monstruos del deporte como Kelly Slater o el recientemente coronado campeón mundial John John Florence participan.

“El apoyo ha venido creciendo”, resalta Clemente. Pero se necesitan mayores fondos para competir alrededor del mundo en esos eventos. Desde hace algunos años se ve que las marcas de autos han empezado a auspiciarlos (fuera de las tradicionales marcas de surf que los equipan con todo lo necesario). Pero lo importante es que se sumen más empresas que estén fuera del deporte, como marcas de consumo masivo, por ejemplo.

La juventud es una constante en esta nueva generación. Reyes tiene 18, Torres, 20, y Tudela, 21.

La juventud es una constante en esta nueva generación. Reyes tiene 18, Torres, 20, y Tudela, 21.

Promesas olímpicas

El anuncio de este año de que el surf sería deporte olímpico despertó la atención de todos. Miguel Tudela, considerado a sus 21 años una de las grandes promesas del surf mundial por la prensa internacional, asegura que del trabajo que se haga con miras a 2020 se determinará el éxito del Perú en Tokio. “Al final, la preparación significará mucho para ver si llegamos a clasificar a los Juegos Olímpicos. Todo el mundo lo pinta tan fácil que piensan que ya estamos ahí, pero si no hacemos una pretemporada como se debe probablemente no haya ningún peruano clasificado”, recalca.

Las formas de clasificación y la dinámica que se dará en la competencia todavía no están muy claras. Algunos señalan que los Panamericanos de Lima en 2019 otorgarán dos cupos directos a Tokio; otros dicen que habrá solo veinte tablistas (entre hombres y mujeres) y se limitará la participación por país a dos deportistas. Tampoco se sabe con certeza qué disciplinas dentro del surf se incluirán.

Todos están de acuerdo con que los Juegos Olímpicos Tokio 2020 serán una etapa experimental para este deporte.

Todos están de acuerdo con que los Juegos Olímpicos Tokio 2020 serán una etapa experimental para este deporte.

Tudela y Piccolo son un tanto escépticos en cuanto al éxito del surf en los Juegos Olímpicos. Un factor determinante es la ciudad anfitriona. Japón tiene algunas rompientes, es cierto. Ellos mismos han corrido campeonatos ahí. Pero no es una ola vistosa ni muy constante, por lo que el espectáculo puede no ser el mejor. “En atletismo todo el rato están saltando, corriendo, haciendo algo. En tabla puede pasar un heat (round de veinte minutos) y no pasó ni una ola”, comenta Tudela.

Por Stefano De Marzo
Fotos de Paolo Rally

Lee la nota completa en COSAS 605.