NICOLÁS GALINDO

Actor y conductor, junto a Sergio Gjurinovic, de la nueva temporada del programa Polizontes, emitido por Plus TV. Ha participado en películas como Bala perdida, Magallanes, Locos de amor y la recién estrenada Av. Larco.

Han criticado Av. Larco (que protagonizó hace poco) por varias cosas, entre ellas, el guion, pero Javier Fuentes-León (guionista del filme), en mi opinión, ha dirigido dos de las mejores películas peruanas: El elefante desaparecido y Contracorriente. Si tuvieras que hacerle una crítica a Av. Larco, ¿cuál sería?

A mí me resulta muy difícil ser objetivo con Av. Larco, porque he formado parte de ella y, además, tanto la película como la obra de teatro me han vinculado con el equipo desde hace ya dos o tres años; entonces, estoy muy encariñado con el proyecto. Como bien has dicho, Javier Fuentes-León es un pata capísimo, que ha sabido hacer una muy buena chamba, porque convertir este libreto que estaba para un formato de comedia musical, que es totalmente distinto, y llevarlo al cine, y, además, con un contenido de mayor peso que el que habitualmente tienen los musicales, es todo un reto. Av. Larco no es una película ligerita; es divertida, tiene sus coreografías, pero también tiene un gran mensaje, aunque siempre he dicho que ni el cine ni la televisión tienen la obligación de dar un mensaje ni enseñarle a la gente nada…

Eso te iba a preguntar… ¿Tú no crees que la tele y el cine deban estar al servicio de la realidad social?

No, no, están hechos para entretener, y hay muchas formas de entretener. Lo que pasa es que acá somos muy intolerantes. Entonces, cuando alguien entretiene a la gente con una determinada fórmula, nos lo tumbamos. Yo creo que uno de los pies del que más cojea el peruano es la intolerancia. No estamos dispuestos a recibir otras propuestas, a conocer cosas nuevas… Estoy hablando, obviamente, en términos generales, ¿no?, refiriéndome a las personas que tan severamente han criticado la película, antes de que la gente siquiera tenga la oportunidad de verla. Si quieren hacer una crítica, pienso yo, tal vez sería paja para todos dar chance a que la gente la vea primero.

Lea también:  Santiago Motorizado, el rockstar con el que se puede hablar de todo

¿Cómo fue para ti filmar una escena homosexual? ¿Te han contado cuáles han sido las reacciones de la gente en las salas de cine?

Me han contado y he estado presente, también. Para empezar, grabar esta escena, en líneas generales, fue muy fácil. Obviamente, estaba un poco ansioso antes de, pero también convencido de que estaba con el mejor equipo del mundo, y de que estaba haciendo una buena chamba, así que, al momento de grabar la escena, te soy sincero, ni André (Silva) ni yo lo pensamos dos veces… Dijimos: “Hay que meterle huevos”.

Aunque suene contradictorio…

(Ríe) Es que sí, esta pela tiene harto “huevo”.

SERGIO GJURINOVIC

Actor y conductor que completa la dupla de Polizontes. Ha protagonizado cintas como Dioses y Rocanrol 68, y series como Al fondo hay sitio, Lalola y El regreso de Lucas. Ahora, forma parte del elenco de la superproducción de América TV, De vuelta al barrio.

Tú como polizonte, ¿eres un personaje? ¿Cómo lo has encarado?

Qué buena pregunta… No siento que cuando vaya a un evento, converse con toda la gente como converso siendo polizonte, ni que todo me dé risa ni que sea tan incisivo o que me guste tanto indagar en el otro. Con “Polizontes” sí me doy esa licencia, exploto ese lado.

¿Hay algún personaje que hayas interpretado con el que te identifiques particularmente?

Siempre me pasa que cada director que me ha dado un papel me dice: “Es que tú eres el personaje”. Cuando hice “Dioses”, Josué (Méndez) escribió el personaje un poco después de conocerme… Estoy sujeto a cómo me vea el director, ya estoy acostumbrado a eso. Juego un poco, me parece divertido. Al final, solo yo conozco mi verdadera identidad (ríe). Pero me identifico con todos los personajes que he hecho. Todos, definitivamente, tienen algo de mí.

Lea también:  Jorge Cori: "Más que superar al resto, lo que quería era superarme a mí mismo"

¿Incluso Hero, de la obra Mucho ruido por nada?

También, totalmente. Creo que antes me identificaba mucho más con ese personaje. Es una chica bastante soñadora, que cree en el amor, cree en las buenas intenciones de la gente y está en función de complacer; creo que en la adolescencia uno hace eso todo el tiempo.

¿Por qué antes te identificabas más con Hero? ¿Ya no eres tan soñador?

Siento que están empezando las preguntas que sirven para titular (ríe). Creo que mi cuota de soñador no se ha ido, pero ahora me despierto más rápido.

Me llamó la atención una página en Facebook que se llama “Amamos a Bobby (Sergio Gjurinovic) de ‘La Tayson, corazón rebelde’”…

Sí, y también hay un fanpage mío que no es real. No tengo Instagram, tampoco Tinder ni esas cosas. Me han dicho que me han visto ahí, pero son perfiles falsos.

No eres fan de la tecnología.

No la necesito, todavía puedo prescindir de ella.

Volviendo al tema de tus fans, ¿alguna ha hecho una locura por ti?

Mmm, no, nunca.

Lo pensaste…

Sí, lo pensé porque, hace muchos años, cuando estuve en Al fondo hay sitio, una chica me pidió que le firmara su jean, pero… en su pierna, ¿no? Y no sabía qué hacer ni qué decir para que no me malentendiera, entonces le dije: “No sé firmar en jeans”. No se me ocurrió otra cosa (ríe).

Por Vania Dale Alvarado

Encuentra las entrevistas completas en la edición impresa de Cosas 617, ya a la venta.