Tiene 24 años, es sevillano y lleva más que talento por el modelaje en la sangre. Por línea materna, Lozano desciende de la familia real Borbón-Dos Sicilias y es primo del mismísimo rey de España, Felipe VI.

Beltrán Lozano no es una persona mediática y nunca quiso serlo. En su cuenta de Instagram, el modelo solo alcanza los 3500 seguidores. Sin embargo, en las últimas semanas su historia se ha viralizado en medios como Vanity Fair, ABC, El Mundo y los principales diarios españoles. ¿La razón? La prensa descubrió que lleva a la realeza en la sangre. “Fue un shock, porque yo nunca hablo de eso. Recibí una educación basada en la prudencia y la sencillez. Ahora hay gente que me mira diferente”, declaró el sevillano en una entrevista reciente al revista Vanity Fair. 

Last editorial for @vanityfairspain 💥 Big thanks to all the team! #vanityfair #vanityfairmagazine

A post shared by BELTRAN LOZANO (@beltranlozano) on

Vocación real

A diferencia de la familia real española, Lozano creció lejos de los flashes y los protocolos reales. Asistió a The Elms, un famoso internado ingles con más de 400 años de historia y luego inició una carrera en marketing en la Universidad de Sevilla. Fue durante sus primeros años de estudios universitarios, cuando una crisis despertó su interés por hacer algo más con su futuro. “Mis amigos no paraban de decirme que probara suerte como modelo. Estaba en un momento de crisis y pensé: ‘¿Por qué no?’. La vida son dos días…”, reveló en Vanity Fair. 

New AW18 #campaign for @scotta1985 ✨😏

A post shared by BELTRAN LOZANO (@beltranlozano) on

Beltrán viajó a Madrid para probar suerte en Francina, una de las agencias de modelaje más famosas de España. “No estaba en mi lista de agencias. Aun así, entré, me presenté y me contrataron”, cuenta el modelo. Tras lograr el ansiado contrato, su vida cambió en cuestión de meses. “Ha sido un año de no parar. Arranqué poco a poco, pero ahora no descanso. En los próximos meses tengo previsto probar en mercados como Londres, Alemania, Asia…”, confesó al diario ABC.

Solo en el 2017 participó en un spot para la televisión alemana, en la campaña de e-commerce de la marca Stradivarius, y debutó -en el mes de febrero- en la Semana de la Moda en Madrid con Custo Barcelona. Hace una semana, además, desfiló por segunda vez en Madrid con la marca García Madrid. “Es una vida muy movida, con muchas horas de avión y, a veces, pocas de cama. La mayoría de los días tengo que levantarme a las cuatro de la mañana, pero me lo tomo como una manera de aprovechar el día y dedicar las largas horas de espera a escuchar música, leer…”, declaró al diario ABC de España. 

Walking in Madrid Fashion Week for @garciamadrid 💥 #mbmfw #fw17

A post shared by BELTRAN LOZANO (@beltranlozano) on

Tema de familia

A pesar de que Beltrán ha conseguido grandes contratos en muy poco tiempo, su parentesco sanguíneo con la realeza jamás lo ayudó a consolidar su carrera. Incluso, Francina -la agencia para la que trabaja- descubrió su historia a través de la prensa. “Nunca le di mayor importancia a eso. Algún día me gustaría estudiar la historia de mi familia. Llego hasta mi abuela…”, reconoció en una entrevista.

En una revista que brindó al diario La Vanguardia en el mes de septiembre, aseguró que quiere tocar lo menos posible la relación que tiene con la corona española y que su madre es la que más contacto tiene con la infanta Elena. Lo mismo explicó para ABC donde resaltó, una vez más, que él solo se vale por sí mismo: «Aquí soy uno más de los jóvenes que luchan por hacerse un hueco en el mundo de la moda», resaltó. 

S U N D A Y 🌴🌴

A post shared by BELTRAN LOZANO (@beltranlozano) on